Karina Avilés – Secuestraron a 5 mil alumnos de prepas públicas en un año

Posted on 31 agosto 2008

0


De los 3 millones 700 mil estudiantes en los bachilleratos federales del país, más de medio millón refiere que ha sufrido algún robo, agresión o violencia en el último año. De ellos, 5 mil señalan que han sido secuestrados y otro número igual que han sido víctimas de violación, revela la primera Encuesta Nacional Exclusión, Intolerancia y Violencia en Escuelas Públicas de Educación Media Superior.

El entorno social en el que viven estos jóvenes también presenta graves problemas de inseguridad, pues un millón 554 mil (42 por ciento) expresaron que en su barrio o colonia hay venta de drogas.

De ese total de alumnos en preparatorias públicas, como el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) o el Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (CBTIS), 2 millones 405 mil (65 por ciento) afirmó que en su comunidad hay pandillas. Sin embargo, 481 mil (13 por ciento) reconocieron formar parte de ese tipo de grupos.

Asimismo, la investigación muestra que en un alto porcentaje, el entorno familiar de los jóvenes es de maltrato, pues un millón 369 mil (37 por ciento) han recibido golpes de un familiar con un “cinturón”, un “lazo” o un “cable”, e incluso 6 por ciento (que representan 222 mil jóvenes) refiere que ha sido amenazado de muerte con un “arma de fuego” o con una “navaja o cuchillo”, por alguno de sus parientes.

Según el estudio de la Subsecretaría de Educación Media Superior de la SEP, el cual es representativo de los 3 millones 700 mil alumnos entre 15 y 19 años de los bachilleratos federales, estatales y autónomos en el país, 510 mil 600 jóvenes (13.8 por ciento) han sido víctimas de la delincuencia o de la violencia.

En primer lugar se encuentra el robo o asalto, pues 316 mil 572 alumnos señalan que ha sido presa de los grupos delincuenciales. Otro 5 por ciento, que asciende a 25 mil 530 jóvenes, fue agredido a causa de alguna riña.

Sin embargo, destaca que el secuestro, la violación y la detención figuran entre los principales motivos de violencia que han padecido. Cada uno de los tres casos equivale a uno por ciento, lo que en total significa poco más de 15 mil estudiantes.

En relación con las agresiones en el núcleo familiar, de los 3 millones 700 mil alumnos de bachilleratos públicos, 34 por ciento dijo que ha sido “jaloneado del brazo o del pelo”, 33 por ciento que ha sufrido amenazas de golpes, 32 por ciento confiesa que ha sido empujado o abofeteado y 54 por ciento que ha sido insultado por alguno de los integrantes de su familia.

La gran mayoría no está de acuerdo con la violencia, pues sólo 16 por ciento considera que se justifica agredir a alguien “que te quitó algo”, y 16.3 por ciento piensa que la “la violencia forma parte de la naturaleza humana”. Para 13 por ciento, “los hombres les pegan a las mujeres por instinto”.

Sin embargo, 8 por ciento de los hombres y 6 por ciento de las mujeres reconoció que ha respondido “agresivamente al profesor”. A la vez, 5 por ciento de los varones y 3 por ciento de las mujeres aceptó que ha provocado conflictos entre compañeros. Además, 3 por ciento de los primeros y 1 por ciento de las segundas refirió que ha roto las ventanas de la escuela.

El 2.5 por ciento (92 mil 500 jóvenes) dijo que ha tomado “cosas” con valor menor a mil pesos, 1.5 por ciento (55 mil 500 alumnos) que ha vendido drogas, un porcentaje igual que ha forzado cerraduras y .5 por ciento (18 mil 500 estudiantes) que ha tomado cosas con valor de mil pesos o más.