Asian Dub Foundation cantó para los indígenas que murieron al defender sus tierras

Posted on 31 marzo 2009

0


La banda británica renombró su emblemática Fortress Europe como Fortaleza México

 

Un Zócalo con miles de personas de todas las procedencias bailó el pasado domingo, sobre todo durante los últimos temas, como Queremos su petróleo, que concierne a este país, dijeron

Foto

La gente disfrutó el baile, uno de los mejores antídotos contra la desesperanzaFoto Luis Humberto González

Tania Molina Ramírez

A los pueblos indígenas que murieron defendiendo sus tierras, ustedes saben a quiénes nos referimos, anunció en el Zócalo capitalino la banda británica Asian Dub Foundation (ADF) antes de iniciar su emblemática canción Fortress Europe, rebautizada en estas tierras como Fortaleza México.

“Decimos ‘hola’ a Manu”, siguieron, en referencia al capítulo vivido por el cantante francés en Guadalajara, cuando corrió la versión de que era investigado por la Secretaría de Gobernación para ver si lo expulsaba del país por haber denunciado terrorismo de Estado, en referencia a Atenco.

Asian Dub Foundation, Balkan Beat Box, el diyéi argentino El Hijo de la Cumbia y la banda de reggae mexicana Los Rastrillos ofrecieron, este domingo por la tarde-noche, el concierto de clausura del 25 Festival de México en el Centro Histórico, como parte del ciclo Radical Mestizo.

Fortress Europe es una de las canciones de mayor fuerza de la banda que combina ragga, jungle, bhangra y hip hop y es considerada en Inglaterra como una de las mejores en vivo y la última banda enojada de Gran Bretaña.

Es hora de despertar, dice el tema

Derrumba los muros de la fortaleza Europa, éste es el éxodo del siglo XX… gente, prepárense, es hora de despertar, canta este grupo, cuyos integrantes son de diversas ascendencias, sobre todo del subcontinente índico. ADF se formó a partir de un proyecto comunitario de educación musical con tecnología. Cuando primero crearon un sound system fue para tocar en actos contra el racismo.

Un Zócalo capitalino con decenas de miles de personas de todas las procedencias bailó sobre todo durante las últimas canciones, como con We Want Your Oil (Queremos su petróleo), una canción que concierne a México, anunciaron los músicos.

Superpower (Superpoder) la dedicaron a toda la gente dejada atrás, y la anunciaron como una canción acerca de India, que puede volar cohetes a la Luna, pero, ¿qué hay de la gente?

Un par de días antes, los miembros de ADF visitaron el Faro de Oriente, en Iztapalapa, que ofrece un espacio cultural fundamental para miles de jóvenes en una zona marginada.

Antes de ADF, Balkan Beat Box, fundado por israelíes radicados en Nueva York, ofreció un mosaico de ritmos de Medio Oriente, electrónica y hip hop. “Soy el chango digital… vengo de Medio Oriente, pero no pertenezco a ningún país“, cantaron, mientras los saxofones y una bailarina en el escenario invitaban a mover el cuerpo.

Por ahí, en medio del público, alguien bailaba con fuego y un circulito de personas danzaba alrededor.

En medio de la crisis, de la violencia económica y las noticias sobre decapitados, miles y miles de personas bailaron y festejaron en una celebración colectiva en pleno centro de la capital del país. Y mostraron, de nuevo, que quizás el baile sea uno de los mejores antídotos contra la desesperanza.

Annunci