En la ciudad, 2.2 millones de pobres, sin acceso a salud y educación: Ebrard

Posted on 29 settembre 2009

0


Llama a defender los recursos federales a los que tiene derecho la ciudad

 

Bertha Teresa Ramírez

El titular del Ejecutivo local, Marcelo Ebrard Casaubon, afirmó que en el Distrito Federal, hay 2.2 millones de personas que viven en la pobreza y no tienen acceso a la salud y educación de calidad.

No obstante, dijo, mantener una política sistemática en favor de la equidad social para proteger a los grupos vulnerables, se enfrenta a una fracasada política de desarrollo a nivel nacional y al obstáculo que constituye la sistemática reducción de los recursos federales a los que tiene derecho la ciudad de México.

No se trata sólo de un tema de tipo presupuestal; en las últimas dos décadas cada año el gobierno federal ha otorgado menos recursos a la ciudad, agregó el mandatario, quien instó a los jefes delegacionales y diputados locales electos, así como a académicos e investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, Universidad Autónoma Metropolitana y de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México que suscribieron la Carta de la Ciudad de México por el Derecho a la Ciudad, a emprender una importante batalla para revertir esa tendencia.

Una de las exclusiones más graves que se tienen en el DF, dijo, es la que tiene que ver con el acceso a la vivienda, sector donde la política federal deliberada, sistemática, obcecada tiene dos caras: una, que las personas que no tienen un ingreso de cinco salarios mínimos no tienen derecho a vivienda en este país. Nada más que 42 por ciento de la población del DF no llega a ese nivel, apuntó el mandatario.

A consecuencia de esa política en los últimos 10 años 400 mil habitantes del DF debieron mudarse a domicilios ubicados a 90 minutos o dos horas de distancia de sus centros de trabajo, pues allá se han levantado los desarrollos de Infonavit, añadió.

Además muchas de esas viviendas se han levantado con los ahorros del Gobierno del Distrito Federal, porque se han otorgado a los trabajadores del gobierno capitalino. Esas personas han sufrido la exclusión de su ciudad, pues los trabajadores han sido movidos a grandes distancias, afectando su calidad de vida, además de someterlos a un consecuente aumento de su costo diario de transporte, apuntó.

En materia educativa la ciudad se enfrenta a la misma política, cuando se discuten las inversiones para garantizar la total cobertura del sistema educativo, apuntó.

Citó que actualmente el gobierno federal está planteando reducir los recursos a las universidades públicas, lo cual significa excluir una parte muy importante de toda una generación, y por consiguiente dentro de 20 años, cuando se revise la carta, no podríamos lograr las metas que nos hemos propuesto, dijo Ebrard Casaubon.

Ello implica no sólo dar la batalla por la defensa de los recursos que corresponden a la ciudad, que es una causa muy justa; sino por cómo se usan los recursos públicos y cómo se canalizan. Recordemos que México tuvo 70 mil millones de dólares de recursos adicionales entre 2003 y 2007, añadió.

A pesar de contar con esos ingresos, todos los indicadores sociales del país empeoraron; lo mismo ocurrió con la infraestructura.

Esa situación hace necesario replantear cómo es la relación del DF y otras entidades federativas, respecto del total de recursos públicos disponibles.

Nos podemos plantear una carta así: si la ciudad va a tener cada año menos recursos, no nos podemos plantear una carta así con una política de desarrollo fracasada como la que estamos viviendo a nivel nacional. Entonces esta carta es esencialmente una inspiración para la ciudad, pero también es una aspiración de cambiar el rumbo que está llevando nuestro país, puntualizó.

Annunci