El Metro asumió la “marcha tipo lluvia”

Posted on 1 novembre 2009

0


Sara Pantoja
El Universal
Domingo 01 de noviembre de 2009
sara.pantoja@eluniversal.com.mx

Cada que llueve en la capital no sólo se genera tráfico y se desbordan ríos, sino que el Metro debe disminuir su velocidad por seguridad de los pasajeros. Es lo que en lenguaje técnico se llama “marcha tipo lluvia”, explicó Francisco Bojórquez, director general del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

“Siempre pasa, tenemos que bajar la velocidad en toda la red para evitar que los trenes cuando frenen se patinen, porque se resbala el neumático sobre la pista de rodamiento. Se hace para evitar riesgos a los usuarios”, dijo.

En entrevista, reconoció que “el viaje puede demorar 10 o 15 minutos, pero preferimos una demora de esa naturaleza a que haya condiciones inseguras por la lluvia”.

Apenas el 4 de agosto pasado, dos trenes de la línea 2 del STC chocaron en la estación Nativitas. Era una noche lluviosa. Hubo seis lesionados y en el informes preliminar se mencionó que el tren que pegó por atrás no alcanzó a frenar por lo mojado de las vías. Bojórquez informó que las líneas que más se ven afectadas son la 2, que va de Tasqueña a Cuatro Caminos; la 3, que corre de Ciudad Universitaria a Indios Verdes; la 8, de Garibaldi a Constitución de 1917, y la B, de Buenavista a Ciudad Azteca.

Se trata de líneas cuyos trenes ruedan a nivel de la calle y que se ven afectados por la lluvia. Sin embargo, el agua pluvial también se cuela por las rejillas de ventilación que hay sobre las avenidas. En al menos tres días de la semana que termina, se registró la lentitud del servicio en varias líneas. Lapsos de espera de hasta 5 minutos en cada estación facilitaron la venta de los “vagoneros”, al grado de que el andén se convertía en una especie de discoteca donde competían la salsa, el reguetón, la “música del ayer” y “los éxitos de los 80´s”.