Surge frente para contener las embestidas contra el Estado laico

Posted on 20 dicembre 2009

0


Los gobernadores panistas de Jalisco y Guanajuato, entre quienes patrocinan a la Iglesia

Atrás de la penalización del aborto en 18 entidades está el clero: María de los Ángeles Moreno

La senadora priísta criticó recientemente a Peña Nieto por anunciar ante el Papa su próxima boda

Foto

El grupo Ciudadanos en Defensa del Estado Laico se opone a las acciones que buscan instaurar un régimen confesional. En imagen de archivo, manifestación en Querétaro contra la criminalización del abortoFoto Demián Chávez

Andrea Becerril

Periódico La Jornada
Domingo 20 de diciembre de 2009, p. 3

Para hacer frente a los intentos cada vez más frecuentes de los gobiernos panistas de pasar por encima de la Constitución y avanzar hacia un régimen confesional, un grupo de legisladores, políticos, académicos e intelectulales –entre ellos el ex candidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas y el ex rector de la UNAM Juan Ramón de la Fuente– constituyó Ciudadanos en Defensa del Estado Laico.

Es un grupo que va creciendo todos los días; hoy tenemos alrededor de 400 afiliados, comentó la senadora priísta María de los Ángeles Moreno. La intención, agregó, es preservar la separación entre el Estado y la Iglesia, que se logró luego de luchas sangrientas.

Preocupa al grupo la preservación del Estado laico ante las muchas violaciones a ese principio, que se han dado desde 2000, detalló. Entre esas transgresiones están la decisión del gobernador panista de Jalisco, Emilio González Márquez, de otorgar 90 millones de pesos del erario a la construcción de un nuevo santuario cristero y las marchas al cerro del Cubilete que encabeza el mandatario de Guanajuato, Juan Manuel Oliva, añadió.

Criticó la penalización del aborto y la persecución contra quienes se oponen a su criminalización. Aseveró que no se trata de la libre decisión de los diputados o los gobernadores, porque sabemos que en realidad detrás está actuando, con la fuerza que tiene, el clero católico.

Corremos riesgo

Defensora férrea del Estado laico –lo define como su monotema–, Moreno cuestionó al próximo gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, durante su comparecencia el lunes pasado en el Senado, por la decisión oficial de incluir en el nuevo billete de 200 pesos un estandarte de la Virgen de Guadalupe.

Criticó también el jueves pasado al gobernador priísta del estado de México, Enrique Peña Nieto, por haber anunciado ante el Papa que pronto contraerá matrimonio con la actriz Angélica Rivera. No tendría por qué mezclarse la vida privada con la oportunidad de ser candidato, y mucho menos involucrar creencias personales con políticas públicas, expresó.

Ciudadanos en Defensa del Estado Laico, en el que participan también los senadores Rosario Green y Pedro Joaquín Coldwell, llevará a cabo foros, encuentros y otras actividades para reivindicar la importancia de preservar ese régimen constitucional.

Vamos a denunciar las violaciones y a alertar a la ciudadanía, ya que en el momento en que un gobierno que debe gobernar para todos, respetando la diversidad, adopta una línea de conducta porque su propia fe, o sus compromisos, implican favorecer a determinada corriente, ahí empezamos a correr riesgo todos los que no pensemos igual.

Explicó que un Estado laico, justamente por no adoptar una consigna, un credo, puede proteger los derechos de todos a creer, a no creer y a practicar lo que mejor les convenga dentro de la ley.

Las guerras en el siglo XIX, “tan sangrientas, se dieron en gran medida porque había un clero católico que intervenía en prácticamente todos los asuntos civiles (…) y con ello ejercía un poder enorme en el conjunto social.

Benito Juárez, que era un católico creyente, firme, y los demás liberales, los héroes de la Reforma, entendieron que había que hacer una separación entre el Estado y las iglesias y dejar asentado muy claramente qué le corresponde al Estado y qué, en todo caso, hoy que están reconocidas legalmente, a las organizaciones religiosas.

El laicismo es un principio que ha salvaguardado la vida política, la paz entre los mexicanos y el crecimiento de diferentes formas de pensar y de expresarse, abundó.

Respecto al cambio en 18 constituciones locales, en las que el PAN y el PRI aprobaron penalizar el aborto, la senadora priísta dijo que ese debate no era de su partido, ya que éste lo tuvo siempre resuelto a partir de dejar esos temas en la libertad de conciencia.

Sobre el aborto la gente en México opina de una manera o de otra y, si no la fuerzan, como está ocurriendo ahora, a tomar decisiones que afectan a los demás, pues lo expresa en privado y no pasa nada. El problema es que se está trasladando a leyes y ahí ya nos afecta a todos.

Advirtió que tampoco está de acuerdo con lo que pasa ahora en las entidades donde se persigue a los que se oponen a la penalización del aborto. He estado siempre en favor de los derechos de avanzada de las mujeres y no puedo aceptar que se les carguen un estigma y las metan a la cárcel por una decisión personal.