Aumentó “vertiginosamente” la violencia en México durante 2009: AI

Posted on 25 dicembre 2009

0


La redacción

MÉXICO D.F., 24 de diciembre (apro).- Amnistía Internacional aseguró hoy que en el año que está por terminar la violencia delictiva aumentó en México de manera “vertiginosa” y añadió que la participación del Ejército mexicano en labores de seguridad generó abusos contra la población civil.

En su balance anual sobre la preservación de los derechos humanos en América Latina, el organismo destaca, asimismo, el fracaso en la depuración y saneamiento de las corporaciones policiacas.  “Las medidas adoptadas para expulsar a los agentes responsables de abusos contra derechos humanos no estaban a la altura de la magnitud del problema", dijo.

Inclusive, el informe detalla que en esos casos la eficacia de las medidas tomadas por las autoridades se ha visto mermada por obstáculos administrativos y de procedimiento.

En relación con los derechos humanos de la población indígena, el documento apunta que existe un "ciclo persistente e inveterado de penuria y exclusión social, que agrava el peligro para algunos miembros de las comunidades indígenas, en especial mujeres, para ser víctimas de agresiones".

No obstante, reconoce  que en México se han dado avances para grupos indígenas en coordinación con defensores de derechos humanos.

Igualmente califica como avance el fallo favorable de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) respecto de la ley que despenaliza el aborto en el Distrito Federal.

En el resto de latinoamérica, Amnistía Internacional sostiene que aún persisten graves deficiencias en materia de derechos humanos, sobre todo contra grupos vulnerables como indígenas y mujeres, así como "constantes esfuerzos" por silenciar a quienes defienden las garantías individuales.

De acuerdo con el organismo, los defensores de las garantías individuales en la región desafían "poderosas elites sociales y económicas".

Además, dichas elites cuentan con "la complicidad de gobiernos que no cumplen con su obligación de promover y defender los derechos humanos", como se demuestra en algunos casos graves.

Ello se debe, señala Amnistía Internacional (AI), a que "algunos gobiernos utilizaron en forma indebida el sistema de justicia penal para obstaculizar el trabajo de quienes defendían los derechos humanos".