Indígenas exigen a las autoridades frenar el saqueo de recursos minerales en Chiapas

Posted on 25 dicembre 2009

0


Isaín Mandujano

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 24 de diciembre (apro).- Feligreses católicos de la Sierra Madre de Chiapas pidieron a los gobiernos estatal y federal intervenir para frenar el saqueo de recursos minerales que realizan empresas extranjeras, y esclarecer el homicidio del líder del movimiento antiminero, Mariano Abarca Roblero.

Asimismo, demandaron la salida del Ejército Mexicano de la zona porque “atropellan” los derechos humanos.

El pasado martes 22, habitantes de comunidades y rancherías de los municipios de Chicomuselo, Comalapa y Motozintla realizaron una peregrinación y una misa, donde hicieron los mismos reclamos de este día.

Sin embargo, hoy enviaron una carta en la que señalaron que “la iglesia de Cristo no puede quedar callada ante tanta injusticia”, y la agregaron que “la actitud de Jesús” los anima a no desentenderse de los problemas que viven en la región, especialmente los pobres.

“Somos hombres y mujeres de la comunidad católica en este municipio y parroquias vecinas que hoy se solidarizan para expresar nuestro sentir de lo que acontece actualmente. Como bien sabemos, la Iglesia Universal no puede ni debe quedarse callada ante tanta injusticia social”, señalaron.

En su carta explicaron que salieron a las calles para ejercer su derecho a la libertad de expresión ante el coraje que les provocó el asesinato  de Mariano Abarca Roblero, “el pasado viernes 27 de noviembre a manos de trabajadores de la minera Blackfire Exploration”.

Abarca Roblero era un activista social en defensa de la vida, del medio ambiente y de la “madre tierra”.

“Nos solidarizamos con la familia Abarca Montejo en su dolor por la pérdida de este ser querido y nos unimos a la exigencia de justicia para los responsables materiales e intelectuales de este hecho”, agregaron.

También reiteraron que desde que se autorizó la operación de las empresas mineras extranjeras en la región, se han registrado muchos problemas y conflictos internos en las comunidades. “Además de que han proliferado el alcoholismo, divisiones, confrontaciones, amenazas, compra de conciencias, falsificación de documentos y formas, violación a derechos humanos, entre otros.

“De igual forma denunciamos las actividades que el Ejército Mexicano viene realizando en diversos puntos, con operativos sorpresas y cateos con violencia.”

Responsabilizaron a los diferentes niveles de gobierno por los hechos mencionados y solicitaron a los organismos nacionales e internacionales de protección de los derechos humanos estar atentos y demandar al gobierno federal respeto, justicia, paz y libertad.

Asimismo, exigieron que la clausura de actividades que decretó la Secretaría del Medio Ambiente “sea definitiva y no sólo temporal”.

“Hacemos un llamado a toda la ciudadanía, maestros, estudiantes, organizaciones sociales, a sumar esfuerzos en la lucha pacífica para la defensa de nuestra madre tierra y sus recursos naturales, en la búsqueda de una vida digna para todos y todas, pues somos hermanos y debemos estar unidos en la justicia, el amor y la paz”, concluyeron los inconformes.