Axtel: la mimada de Calderón

Posted on 28 dicembre 2009

0


Jenaro Villamil

Considerada como una de las empresas telefónicas consentidas por el gobierno de Felipe Calderón, la compañía Axtel, propiedad de Tomás Milmo Santos, ganó el 14 de diciembre la licitación para construir la infraestructura informática que integrará a los 105 millones de mexicanos al Servicio Nacional de Identificación Personal (SNIP), el cual servirá de base para crear la Cédula de Identidad Ciudadana que ha sido criticada por partidos de oposición y consejeros del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI).

El contrato por 664.5 millones de pesos que obtuvo Axtel, en sociedad con el consorcio Unisys de México, se suma a una serie de jugosos contratos que ha recibido la compañía del empresario regiomontano, hijo de Tomás Milmo Zambrano y sobrino de Lorenzo Zambrano, el principal accionista de Cementos Mexicanos (Cemex).

Informes bursátiles indican que tan sólo en 2009 Axtel obtuvo contratos por mil 77 millones de pesos en diversos “productos y servicios” destinados al gobierno federal. En plena crisis recesiva, sus ganancias durante el primer semestre de 2009 duplicaron a las registradas en 2008, al ascender a 486 millones de pesos.

El crecimiento del negocio ha sido espectacular durante el presente sexenio. Al adquirir Avantel hace dos años, Axtel se convirtió en la segunda compañía de telecomunicaciones, sólo por debajo de Telmex, empresa con la que mantiene una agria disputa por el sistema “El que Llama Paga”, instaurado por la Cofetel desde 1999.

Advertisements