Defiende Calderón controversia de la PGR contra las bodas gays

Posted on 3 febbraio 2010

0


La Constitución habla de matrimonio explícitamente entre hombre y mujer, asegura

Niega el Presidente que el recurso legal tenga intención política y parta de algún prejuicio

Foto

Felipe Calderón, durante su conferencia de ayer en el Club Nacional de Prensa de JapónFoto Reuters

Claudia Herrera Beltrán

Enviada

Periódico La Jornada
Miércoles 3 de febrero de 2010, p. 38

Tokio, 2 de febrero. El presidente Felipe Calderón defendió la controversia constitucional promovida por la Procuraduría General de la República (PGR) contra las bodas entre parejas del mismo sexo, con el argumento de que la Constitución de la República habla explícitamente del matrimonio entre el hombre y la mujer.

Esta medida es para velar por la Carta Magna y no tiene ninguna intención política ni parte de prejuicio alguno, enfatizó.

Al fijar por primera vez su postura sobre la controversia impulsada por el titular de la PGR, Arturo Chávez, contra una ley emitida en el Distrito Federal, aseguró que respeta las preferencias sexuales de las personas y a las parejas constituidas por personas del mismo sexo.

Antes de concluir su visita a esta nación ofreció una rueda de prensa en el Club Nacional de Prensa de Japón, donde dijo desconocer los señalamientos del perredista Marcelo Ebrard, jefe del Gobierno del Distrito Federal, de que Calderón no debe inmiscuirse en las leyes de la capital del país.

En su intento por justificar dicha medida, argumentó: la Constitución de la República habla explícitamente del matrimonio entre el hombre y la mujer, y ahí hay simplemente un debate legal que tiene que ser resuelto por la Suprema Corte, pero no tiene éste ninguna intencionalidad política ni parte de ningún prejuicio.

Por disposición constitucional la PGR tiene la tarea de velar porque todo ordenamiento legal del orden federal o local esté apegado a la Constitución, aseveró.

Yo, desde luego, respeto plenamente las preferencias sexuales de las personas y a las parejas integradas por personas del mismo sexo, pero la procuraduría presenta año tras año decenas de controversias constitucionales donde hay una duda razonable sobre la constitucionalidad de una disposición de un ámbito legislativo local, expresó.

En torno a las críticas de Ebrard, insistió en que no las conoce y que su gobierno siempre ha tenido una actitud de colaboración y respeto con cualquier instancia de gobierno local, en este caso el Distrito Federal.

Sin embargo, el jueves pasado Ebrard subrayó que al presidente Calderón no le corresponde decidir sobre las leyes que se aplican en la ciudad de México, porque no somos una dependencia del gobierno federal. Además calificó la acción de la PGR de grave error, porque es el abogado del Poder Ejecutivo Federal y pretende limitar derechos de personas.

Sin aludir a la queja del perredista, Calderón resaltó que su gobierno y el de Ebrard trabajan juntos en los temas que más preocupan a la ciudadanía, como seguridad e infraestructura, y puso de ejemplo la Línea 12 del Metro, que se construye con presupuesto federal.

Tenemos muchos temas en los que cotidianamente trabajamos y lo seguiremos haciendo de manera coordinada, reiteró.