Desesperación y violencia en Valle de Chalco

Posted on 16 febbraio 2010

0


 

Alrededor de 300 policías mexiquenses desalojaron con palos de escoba a unos 60 colonos que bloquearon la autopista México-Puebla en demanda de apoyo en la limpieza de sus viviendas y negocios, así como para resarcir las cuantiosas pérdidas de bienes por la inundación provocada por el desbordamiento del río La Compañía. Los inconformes provenían de zonas donde el agua superó los dos metros de altura. En el enfrentamiento hubo golpeados de ambos lados; nadie fue detenido Foto Alfredo Domínguez

Los desalojan por pedir ayuda para limpieza y reposición de bienes

Chocan damnificados de Valle de Chalco y policías

Prevé edil inundación cinco veces peor por fisuras en el canal Acapol

Exigen anular retención de participaciones a municipios que deban agua

Foto

Los vecinos se quejan de que, a casi dos semanas de la inundación, sus calles no han sido desazolvadas y sus casas siguen enlodadasFoto Alfredo Domínguez

Foto

Habitantes del municipio de Valle de Chalco fueron desalojados a golpes por policías del estado de México cuando bloqueaban el kilómetro 28.5 de la autopista México-PueblaFoto Alfredo Domínguez

René Ramón

Corresponsal

Periódico La Jornada
Martes 16 de febrero de 2010, p. 27

Valle de Chalco, Méx., 15 de febrero. Vecinos de Valle de Chalco bloquearon este lunes a las 11 horas la autopista México-Puebla –abierta el domingo tras nueve días de estar cerrada por las inundaciones ocurridas el 5 de febrero en el oriente del estado de México– a fin de exigir al gobierno estatal apoyo en la limpieza de sus casas y negocios, y para reponer los bienes perdidos.

La movilización duró alrededor de media hora, hasta que unos 300 elementos de la Agencia Estatal de Investigación retiraron a los casi 60 inconformes de los dos carriles de la vía, empujándolos con palas y escobas que recibieron para limpiar las comunidades afectadas.

Los manifestantes procedían principalmente de la avenida División del Norte, donde el agua alcanzó más de dos metros de altura, y bloquearon ambos sentidos de la autopista en el kilómetro 28.5.

Elementos de la ASE, provistos de palas y escobas y trapeadores, replegaron a los manifestantes, lo que derivó en un enfrentamiento durante el cual los colonos respondieron con piedras. Aunque hubo golpeados en ambos bandos, nadie fue detenido y una vez liberada la autopista la mayoría de los elementos de la ASE fueron enviados a la colonia San Isidro para ayudar en limpieza de calles, negocios y domicilios.

Hacen caminar entre lodo al secretario de Gobierno

¡Pásele, enlódese en la alfombra de ésta su casa Valle de Chalco!, gritaron vecinos al secretario general de Gobierno, Luis Miranda Nava, a quien obligaron a caminar entre el lodazal de la colonia San Isidro, 10 días después de la fractura en el río La Compañía. Los colonos estaban molestos porque una hora antes los golpearon policías de la ASE.

El segundo de a bordo del gobernador Enrique Peña Nieto recorrió las orillas de la lateral de la carretera junto con el secretario del Agua del estado de México, David Korenfeld Federman, e ingresó a la colonia San Isidro a bordo de un vehículo ligero.

Luego de recorrer una calle fue interceptado por vecinos. La anciana Margarita Pérez Palacios exigió a Miranda Nava visitar su hogar en la calle Norte 13, y le advirtió que no estaba dispuesta a volver a recibir migajas, como ocurrió tras la inundación de 2000, cuando perdió todo su patrimonio y enfermó de asma. El funcionario ingresó a la casa. ¡Y déjeme llorar, porque no lo había hecho!, le soltó la mujer al secretario de Gobierno.

El funcionario dijo que se está dando por sentado que todo está perdido, pero aún no se sabe cuánto dinero destinará el gobierno del estado a cada familia.

Entretanto, el presidente municipal de Valle de Chalco, Luis Enrique Martínez Ventura, advirtió que el canal llamado Acapol tiene filtraciones y fisuras en sus bordos, y de reventarse provocaría un problema cinco veces mayor al que dejó La Compañía.

En tanto, la alcadesa de Naucalpan, Azucena Olivares, exigió, en nombre de la Asociación de Municipios de México –que ella encabeza– que se modifique el acuerdo del Código Financiero estatal que autoriza al gobierno del estado a retener a ayuntamientos deudores de agua 70 por ciento de las asignaciones federales del programa de fortalecimiento de los municipios. La finalidad, dijo, es que los alcaldes tengan recursos para obras hidráulicas.

Con información de Silvia Chávez, corresponsal

Annunci