Existen elementos para desaparecer la Legión de Cristo: Castro y Castro

Posted on 5 marzo 2010

0


Lamenta Rosario Ibarra que la Iglesia católica encubra a otros curas pederastas

Roberto Garduño, Enrique Méndez, Andrea Becerril y Víctor Ballinas

Periódico La Jornada
Viernes 5 de marzo de 2010, p. 14

La nueva revelación de los abusos cometidos por Marcial Maciel contra su familia generó rechazo unánime en la Cámara de Diputados, donde las fracciones parlamentarias de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) exigieron a la jerarquía católica que repare los daños contra las personas afectadas por la actividad criminal del fundador de los legionarios de Cristo.

El perredista Juventino Castro y Castro señaló que la sociedad civil Legión de Cristo debe asumir la responsabilidad de los excesos y la doble vida que llevó su fundador.

Se debe reparar el daño que el sacerdote causó a sus hijos y existen elementos suficientes para que el Ministerio Público inicie una investigación que conduzca a sancionarla o declarar su desaparición.

El ex ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación recordó que los señalamientos contra Maciel son añejos, y la jerarquía católica los ha negado reiteradamente. Ahora es una denuncia muy en serio, que no se puede simplemente negar. No son rumores y mucho menos son ganas de atacar a la jerarquía. ¡Es nada menos que el testimonio de sus hijos! Esto, paradójicamente, resulta benéfico para la opinión pública para que se sepa que la pederastia no es sólo de unos sacerdotes, sino de alguien que encabezaba una orden religiosa.

–¿El Vaticano deberá responder a pruebas tan contundentes?

–Estamos esperando que la jerarquía católica tome medidas. Es la oportunidad para presionarla a que tome una determinación, y en su momento el Ministerio Público deberá consignar ante un juez.

–¿Contra quién se debería fincar responsabilidad?

–Las personas morales no pueden delinquir, pero evidentemente sus miembros sí. La única sanción que se conoce contra una persona moral es que se cancele su registro.

–¿Debería considerarse la indemnización a los hijos de Maciel?

–Ya murió el responsable. Los hijos pueden ser testigos y nada más.

–¿Correspondería a la Legión de Cristo dar la indemnización?

–Las cartas están en el terreno de la jerarquía, que ahora no puede desligarse para continuar diciendo que todo esto no es verdad y es una calumnia, porque hay una denuncia concreta.

–¿La familia de Maciel tendría que presentar una denuncia?

–Sí, y el Ministerio Público consignar el caso a un juzgado federal, porque la organización de las iglesias corresponde al terreno federal.

Para el panista Agustín Castilla Marroquín una sociedad indiferente y silenciosa se convierte en cómplice de actos irracionales como el de atacar físicamente a niñas y niños o agredirlos sexualmente.

Debemos mandar desde esta tribuna un mensaje muy claro de cero tolerancia a los pederastas, no importa si son empresarios, ministros de algún culto religioso o políticos.

Alfonso Navarrete Prida (PRI) argumentó que la jerarquía debe ofrecer una disculpa por haber utilizado su autoridad moral y haber consentido que se abusara de menores.

–Si no hay un pronunciamiento, ¿cómo quedará la jerarquía católica?

–Golpeada.

La vocera de la fracción del PRD, Leticia Quezada, exigió a la Procuraduría General de la República investigue a los legionarios de Cristo ante la probabilidad de que exista una red de pederastia infiltrada en la Iglesia católica.

Muy pocos senadores aceptaron comentar las nuevas revelaciones sobre la conducta del fundador de la Legión de Cristo, Marcial Maciel. La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, Rosario Ibarra, deploró que alta jerarquía católica siga protegiendo a curas pederastas, mientras que senadores del PAN lamentaron que conductas indebidas lleven el desprestigio a una institución milenaria.

El senador del PAN, Rubén Camarillo, comentó que le parece muy triste que salgan a la luz pública las denuncias de hijos del sacerdote Marcial Maciel, que denuncian que fueron violados por él, ya que va en desdoro de la labor altruista que hacen los legionarios de Cristo y otras órdenes religiosas en México y otros países del mundo.

La senadora Ibarra insistió en que la Iglesia católica debe deslindarse y condenar lo hecho por Marcial Maciel, pero nada dicen y siguen protegiendo y encubriendo a otros curas pederastas.

La también dirigente del Grupo Eureka agregó que ella nunca llevaría a sus hijos a un colegio confesional.

Algunos senadores, sin embargo, se negaron a formular comentarios sobre el caso Maciel, con el argumento de que sus herederos estudian en escuelas administradas por los legionarios.

El senador panista Guillermo Tamborrel, advirtió que no debe juzgarse a toda una congregación religiosa por los errores de uno de sus integrantes. Otros panistas prefirieron no comentar. Hay que esperar que las autoridades investiguen y definan si hay responsabilidad a partir de entonces daré mi opinión, no puedo calificar el dicho de una persona, sin que tengamos pruebas, respondió el senador Juan Bueno Torio.