Antreros toman Reforma para exigir ampliación de horario

Posted on 11 marzo 2010

0


Cerrar a las cinco de la mañana evitará quiebra de algunos de los casi 4 mil negocios, dicen

Ofrecen adoptra medidas de seguridad, como instalar arcos detectores de metales y sitios de taxis

Se dicen en favor de que se finquen responsabilidades penales si se violan normas

Cientos de meseros, cantineros, bailarinas, acomodadores de vehículos y propietarios de bares, discotecas y centros de espectáculos marcharon del Paseo de la Reforma a la Asamblea Legislativa, en la calle de Donceles, en demanda de que se amplíe el horario de servicio hasta las 5 de la mañana a cambio de mayores medidas de protección en sus establecimientos, como detectores de metales para evitar la introducción de armas y el llamado taxi seguro para clientes. Aseguraron que por el nuevo reglamento muchos de los 3 mil 800 negocios del ramo están en bancarrota, además de que han proliferado fiestas privadas clandestinas en las que el alcohol y la droga corren sin problema Foto Carlos Ramos Mamahua

Foto

Laura Gómez Flores y Mirna Servín Vega

Periódico La Jornada
Jueves 11 de marzo de 2010, p. 31

Al son de las notas musicales, más de cinco mil cantineros, bailarines, meseros, hostess, acomodadores de vehículos y propietarios de bares, discotecas y centros de espectáculos tomaron Paseo de la Reforma en demanda de que se amplíe el horario de servicio hasta las 5 horas y evitar el cierre de algunos de los 3 mil 800 negocios que dan empleo a 304 mil personas, atienden a 22 millones de clientes al año y están en bancarrota.

Desde el mediodía cientos de hombres y mujeres vestidos de blanco se concentraron al pie del Ángel de la Independencia para caminar hacia la Asamblea Legislativa, y exigir a los diputados locales que aprueben reformas a la Ley de Establecimientos Mercantiles que les permitan trabajar de las 13 a las 5 horas del día siguiente, a cambio de adoptar medidas de seguridad.

Mencionaron entre ellas la compra de detectores de metales para evitar la introducción de armas de fuego, un acuerdo con la Secretaría de Transporte y Vialidad que permita ampliar el servicio de la RTP y el Metro, así como la instalación de un servicio de taxi seguro con tarifa accesible y el resguardo de los vehículos que queden bajo su custodia sin costo para el cliente.

Con el apoyo de grandes mantas donde se leía: Respeto a nuestra fuente de trabajo, vida nocturna activa y nuestra función no es enviciar o emborrachar gente, y como fondo los éxitos musicales más recientes, el presidente de la Asociación Nacional de la Industria de Discotecas, Bares y Centros de Espectáculos (Anidice), Ismael Rivera, aclaró que están en favor de verificaciones más rigurosas e incluso que se finquen responsabilidades penales a quienes violen la normatividad.

Foto

Al ritmo de la música, empleados de bares y centros nocturnos marcharon hacia la ALDF para pedir cambios en el horario de funcionamiento de estos centros de diversiónFoto Carlos Ramos Mamahua

Se trata, dijo, de trabajar de manera conjunta con la Asamblea Legislativa y las autoridades capitalinas en un marco legal que reconozca la necesidad de contar con lugares de esparcimiento y diversión regulados, que acabe con las fiestas clandestinas donde el alcohol y la droga corren sin problema. Se han convertido en los lugares preferidos por muchos padres de familia para llevar a sus hijos. Tan sólo el pasado fin de semana se tuvo conocimiento de 700 festejos.

Dicha situación “ha pegado al sector, que registra caídas de 70 por ciento en sus ventas y pérdidas mensuales de 600 millones de pesos. La solución no está en cerrar a las 3 horas, somos gente adulta y como tal debemos ser tratados, sobre todo cuando los clientes tienen hoy la posibilidad de adquirir anforitas a la salida de los negocios”, dijo, mientras grupos de jóvenes daban muestra de su habilidad dancística, algunos luego de tomarse una chela que ambulantes ofrecían a su paso en carritos de autoservicio.

Sus movimiento de cadera, brazos y piernas convirtieron Paseo de la Reforma, avenida Juárez y el cruce de Donceles y Allende en un gran pista de baile, que atrajo la atención de cientos de personas y automovilistas. “Son buenísimos y algunas están ídem”, comentó un grupo de trabajadores bancarios, que aprovecharon su hora de comida para ver el paso de los llamados antreros y expresar su apoyo a que se amplíe el horario.