Veracruz y Acapulco al tope

Posted on 4 aprile 2010

0


 

La Semana Santa ha resultado positiva para destinos de playa tradicionales como Veracruz y Acapulco (en las imágenes). En el puerto guerrerense, la Secretaría de Turismo estatal reportó una ocupación hotelera de más de 91 por ciento y cifras similares para Ixtapa, Zihuatanejo y Taxco. Por lo que hace al DF, los capitalinos acudieron masivamente a las playas artificiales instaladas por el gobierno local y sólo la ubicada en Iztacalco debió ser evacuada por sobrecupo y contaminación del agua de las albercasFotos Notimex y Javier Verdín

Violencia y recesión económica desalientan arribo de visitantes extranjeros, dicen expertos

Temporadas altas, disfraz de la crisis turística en Acapulco

Coparmex busca que Fonatur incluya al puerto en el presupuesto 2011 y coadyuve a su rescate

Foto

Policías de Guerrero realizan sobrevuelos de vigilancia sobre la playa Revolcadero, en Acapulco. En esta temporada de vacaciones el puerto registra 97 por ciento de ocupación hotelera, situación que favorece el empleo temporalFoto Pedro Pardo

Misael Habana de los Santos

Corresponsal

Periódico La Jornada
Domingo 4 de abril de 2010, p. 20

Acapulco, Gro., 3 de abril. La Secretaría de Turismo de Guerrero reportó esta semana ocupación hotelera de 91.7 por ciento en el puerto de Acapulco. Detalló que en la zona diamante la cifra es de 94.5; en la dorada, de 96.3, y en la Náutica, de 84.3 por ciento, cifra superior a las metas previstas por las autoridades.

Sin embargo, este auge es sólo temporal. En las próximas semanas –como en meses anteriores–, jóvenes como Mario Noyola Carmona, de 23 años de edad, volverán a formarse todos los días muy temprano en las filas para encontrar trabajo por conducto delsindicato, como se conoce aquí a las secciones de la priísta Confederación de Trabajadores de México, que manejan viejos líderes sindicales y mantienen contratos colectivos con la mayoría de hoteles del puerto, y así lograr un puesto de mesero, sobre todo en temporada vacacional.

El salario mínimo se compensa con las propinas, hasta de 200 pesos cuando la jornada es buena, y si no, también, dice Mario, quien es casado y tiene un niño, pues el trabajo lo necesito.

Como él, cientos de jóvenes –y algunos no tanto–, realizan a diario este ritual a las puertas de las secciones sindicales y si consiguen algo, al terminar la temporada hay que regresar a las filas del desempleo o buscar otro trabajo delo que sea, pues aunque empresarios y sindicatos aceptan que Acapulco depende del turismo, la industria se encuentra en crisis.

Todos buscan culpables: unos dicen que la vieja infraestructura no da para más; otros que el puerto dejó de ser un destino único y se enfrenta a la competencia de Cancún, Quintana Roo, o la costa nayarita. Otros atribuyen la crisis a las alertas emitidas por el gobierno de Estados Unidos para que sus connacionales no visiten México. Otros atribuyen la baja de turismo a sismos y epidemias, pero sobre todo pornoticias negativas como violencia e inseguridad.

Uno de los puntos más críticos es la pérdida de turismo extranjero, aunque a medida que éste se aleja, el nacional ha hecho del puerto su destino preferido. De todos los visitantes 95 por ciento han sido nacionales y el resto gente de otros países.

Por este motivo, “la oferta turística ha tenido un giro. En 2009, 5 por ciento de los socios del sindicato patronal cambió de giro para abrir tiendas de autoservicio y taquerías en la zona de la costera, además de expendios de cerveza y el incremento de la oferta extrahotelera,que es incluso mayor a la formal, asevera Fernando Lozano Vargas, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Acapulco, aunque reconoce que no se han reportado cierres de hoteles, restaurantes o discotecas importantes.

La Coparmex ha establecido contacto con el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) para ver la posibilidad de que Acapulco pueda ser incluido en el presupuesto de este organismo en 2011 para rehabilitar centros de hospedaje y mejorar los servicios públicos en el área turística, agregó. Se trata de rescatar Acapulco, señala

José Cedano Galera, presidente del Colegio de Licenciados en Turismo y profesor de la Universidad Americana de Acapulco, considera que la violencia y la crisis económica han afectado el arribo de turistas extranjeros al puerto en forma paulatina.

“Los más recientes fueron los canadienses, conocidos como snowbirds(aves de la nieve), a los que les sale más barato cerrar su casa, no pagar calefacción, alimentos y rentan un departamento aquí y se pasan de manera agradable aquí su invierno”.

Asegura que en esta temporada despringbreakers (jóvenes estadunidenses que viene a alcoholizarse), sólo arribaron 5 mil frente a 15 mil de 2009 y 25 mil de 2008. Ahora estos jóvenes pasan sus vacaciones en Las Vegas en California, que les ofrece mejores paquetes.

Pese a que las cifras indican que el sector está en crisis, se intenta demostrar lo contrario: Félix Ávila Díaz, subsecretario de promoción turística de la Secretaría de Turismo (Sefotur) del estado, asegura que hay un repunte de 2 por ciento en la industria sin chimeneas, en comparación con el gobierno estatal anterior.

Asegura que entre el 12 y el 15 de marzo pasados, en los que la delincuencia organizada asesinó a más de 30 personas, 135 mil turistas visitaron Guerrero, una ocupación promedio estatal de 80 por ciento y una derrama económica superior a 350 millones de pesos, aseguró.

Aunque la Sefotur tiene registrados 18 mil 500 cuartos de hotel, los empresarios del ramo aseguran que son más de 30 mil, incluidos los de la llamadasegunda residencia y la “oferta extrahotelera que ha significado una competencia desleal para la hotelería tradicional.