El Renaut no es confiable; Calderón pudo vetarlo, asegura el titular de la Cofetel

Posted on 21 aprile 2010

0


Empresas telefónicas se niegan a entregar sus bases de datos, acusa Osuna Jaime

La instrumentación del registro de celulares no va a funcionar, señala Hernández Juárez

Enrique Méndez y Roberto Garduño

Periódico La Jornada
Miércoles 21 de abril de 2010, p. 12

El presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), Héctor Osuna Jaime, reconoció ayer ante diputados que el presidente Felipe Calderón pudo vetar el decreto de creación del Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (Renaut), ante la imposibilidad técnica del gobierno federal de operar un instrumento que, dijo, está lejos de ser completo y confiable.

Cuando la legisladora priísta Sofía Castro Ríos planteó que si el Ejecutivo no tenía la capacidad para operar el Renaut no debió publicar el decreto, Osuna respondió: La diputada dio en el clavo. Sí hubo oportunidad de veto, pero no me toca juzgar eso tampoco.

En una comparecencia de más de tres horas ante la Comisión de Comunicaciones de la Cámara de Diputados, el funcionario fue cuestionado sobre la ineficacia del registro, el riesgo de que la base de datos pueda entregarse al crimen organizado, y por qué la Cofetel no ha sancionado a las compañías que no han cancelado las líneas de usuarios no registrados.

No tenemos un aparato policial para ir a las oficinas, afirmó. Osuna reconoció incluso que la Cofetel no podrá verificar la información, porque no tiene acceso a la base de datos. No sabemos siquiera dónde está la computadora, argumentó.

El líder de los telefonistas, Francisco Hernández Juárez (PRD), resaltó que no hay seguridad sobre el manejo confidencial de la información de los usuarios, y denunció que la base de datos con los clientes de Teléfonos de México (Telmex) está disponible en el mercado negro. Telmex no la suelta, porque es un instrumento de competitividad, pero la dependencia que tiene la responsabilidad de verificar esa base es un indicativo de dónde salió y cómo se puso a la venta, indicó.

El presidente de la Cofetel respondió:la Procuraduría General de la República (PGR) debería ir adonde venden las listas y apresarlos. Creo que eso es fácil.

Osuna también se enfrascó en un debate con los legisladores sobre la confiabiliad del Renaut, con el ejemplo de los teléfonos celulares registrados con el nombre de Felipe Calderón.

Hay leyendas urbanas, como los 15 mil registros a nombre del Presidente. Eso es falso. Lo hemos consultado y es falso que sean tantas líneas a nombre de Felipe Calderón, afirmó.

No obstante, cuando los diputados le preguntaron si las telefónicas dieron de baja los números con el nombre y la clave única de registro poblacional (CURP) del titular del Ejecutivo federal, respondió: no es cierto, no existen 10 mil ni 15 mil; no existe ninguno.

La diputada Esthela Durán Rico (PRI) refirió que conocidos suyos sí registraron su teléfono con el nombre de Calderón. No sólo con el nombre de él, sino de artistas, del papa Benedicto XVI, de una serie de personajes de la vida política y artista, afirmó.

Osuna reviró que el ingreso del nombre de Joseph Ratzinger para un teléfono en México es una historia falsa, porque no tiene CURP, es otra leyenda urbana. Bueno, creo que no tiene.

Durán Rico insistió en que cuando ella acudió a registrar su número, en la fila no le pidieron su CURP. Así que si hubiera querido registrar el nombre del Papa, lo pude haber hecho, sostuvo.

El titular de la Cofetel defendió: ¿por qué el Papa no puede registrarse? Porque se puede dar el nombre y fecha de nacimiento, pero se verifica que la CURP que se asocia al teléfono corresponda con esos datos. Y si es un extranjero, es un ciudadano que no tiene CURP ni credencial de elector.

Héctor Osuna afirmó que la Cofetelestá detrás de las empresas telefónicas para que le entreguen la información sobre el número de líneas que han sido dadas de baja por no inscribirse en el Renaut. Sin embargo, reconoció que las compañías se niegan a entregar los registros, como se resistieron, aseguró, a acatar inicialmente el registro de datos.

Finalmente, Hernández Juárez afirmó que el gobierno federal “se lanzó comoEl Borras” en la aplicación del registro, antes de negociar con las empresas un acuerdo sobre la instrumentación del Renaut. No va a funcionar, anticipó.