Ecuador ratifica orden de captura contra Santos, el delfín de Uribe

Posted on 28 aprile 2010

0


Acusa al ex ministro colombiano de ordenar el ataque al campamento de las FARC en 2008

Mockus, candidato ascendente a la elección presidencial, dice que no extraditaría a su rival oficialista

Foto

Los candidatos a la presidencia de Colombia, Antanas Mockus, del Partido Verde; Noemí Sanin, del Partido Conservador, y Juan Manuel Santos, del Partido de la U, en imagen de marzo pasado durante su primer debate. El aspirante de los verdes ha repuntado considerablemente en los sondeos más recientesFoto Reuters

Reuters, Afp y Dpa

Periódico La Jornada
Miércoles 28 de abril de 2010, p. 35

Quito, 27 de abril. La justicia de Ecuador ratificó una orden de captura contra el candidato oficialista a la presidencia de Colombia, Juan Manuel Santos, como presunto autor intelectual de la matanza de 24 personas durante el bombardeo militar colombiano en la frontera ecuatoriana el 1º de marzo de 2008 contra un campamento clandestino de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Los miembros de la sala deliberaron y resolvieron acoger dicha petición, por lo que la orden de prisión preventiva contra Santos está firme, señaló la fiscalía en un comunicado en torno a este polémico proceso que en febrero pasado había sido archivado debido a que no existían indicios suficientes para la acusación contra el ex ministro de Defensa de Colombia.

Sin embargo, los jueces de la Corte provincial de Sucumbíos decidieron reactivar el caso tras una apelación de la defensa y porque el delfín del presidente Álvaro Uribe asumió la responsabilidad del ataque en la selva ecuatoriana para destruir un campamento de la guerrilla, ofensiva en la que murieron el líder rebelde Raúl Reyes y una veintena de compañeros, incluido un ecuatoriano y cuatro estudiantes mexicanos.

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, consideró el proceso judicial contra su ex colaborador como algo grave que afecta el proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los dos países, rotas a raíz del bombardeo. Ojalá se encontrara el camino para superar esta agresión contra el pueblo colombiano, esa decisión de la justicia ecuatoriana contra el ex ministro Santos, dijo.

Bogotá ratificó que no reconoce la jurisdicción extraterritorial de la justicia ecuatoriana para investigar y juzgar a funcionarios y ex funcionarios colombianos. Reiteró que el gobierno colombiano defenderá con los instrumentos a su alcance a todos los funcionarios y ex funcionarios ante estas circunstancias, como una responsabilidad de Estado.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, dijo que los dichos de Santos representan un peligro para su país y una confesión de su responsabilidad. Que venga un candidato a decir que se siente orgulloso y que seguirá aplicando esa política de extraterritorialidad, por supuesto que es un peligro no sólo para Ecuador sino para toda la región, señaló.

Correa añadió que lo anterior debe influir en el proceso jurídico que enfrenta, si bien no desea inmiscuirse en asuntos internos de otro país. En cambio, dijo, con sus declaraciones él atenta abiertamente contra el derecho internacional e interamericano.

Santos reconoció que todo esto lo afecta, aun cuando no se trata de una situación personal sino de Estado. Apuntó que es un precedente inadmisible desde todo punto de vista y ya es hora de que se discuta en escenarios internacionales.

El principal candidato presidencial de las fuerzas de derecha del oficialismo, Juan Manuel Santos, apareció esta semana por primera vez abajo en las encuestas con 29 por ciento en la intención del voto, mientras que el candidato independiente Antanas Mockus tomó la delantera con 38 por ciento, según la más reciente encuesta de la firma Ipsos-Napoleón Franco.

Mockus, ex alcalde de Bogotá y ex rector de la Universidad Nacional, dijo sentirse impresionado por la fuerza de la ola verde, en alusión al Partido Verde que lo postula. Sin embargo, dijo que no se imagina extraditando a Santos a Ecuador. Consideró que el bombardeo al vecino país fue un error por el que Uribe ofreció disculpas.

En tanto, el presidente venezolano Hugo Chávez dijo no tener candidato para las elecciones presidenciales de Colombia del 30 de mayo, pero comentó que si gana Santos va a ser muy difícil normalizar las relaciones con ese país. Criticó su afirmación de que las bases colombianas desde las que opera Estados Unidos no son una amenaza para nadie.

Al respecto, Mockus dijo respetar a Chávez porque fue electo democráticamente, mientras que Uribe lo acusó de indebida injerencia porque ha llamado a los colombianos a no votar por Santos y ha proclamado intimidaciones de guerra.

Posted in: Los de abajo