Convoca el rock más de 85 mil personas contra la ley Arizona

Posted on 17 maggio 2010

0


Más de 75 mil personas acudieron al Zócalo para el concierto Todos somos Arizona, en repudio de la ley antinmigrante aprobada recientemente en ese estado. Los grupos Maldita Vecindad, Jaguares, Molotov, Tijuana Sound Machine y Los Bunkers se sumaron a la lucha en favor de los derechos humanos de connacionales y contra la enmienda racista Foto Jesús Villaseca

Maldita Vecindad y Jaguares, entre otros, se suman a la lucha en el Zócalo capitalino

Un inmenso coro siguió a Molotov en Frijolero

Lo terrible de esta canción es que no sólo siga vigente, sino que vamos para atrás, dice Paco Ayala, bajista y voz de ese grupo

Foto

A pesar de la lluvia el público disfrutó los diversos ritmos Foto Jesús Villaseca

Tania Molina Ramírez

Periódico La Jornada
Lunes 17 de mayo de 2010, p. a12

La convocatoria más grande que ha habido en el país para protestar contra la ley antimigrante en Arizona, se logró por medio de la música. En el concierto Todos somos Arizona, populares grupos de rock, hip hop y electrónica, como Maldita Vecindad, Jaguares, Molotov, Tijuana Sound Machine y Los Bunkers se sumaron a la lucha en defensa de los derechos de migrantes. Las bandas provenían no sólo de México, sino también de Chile y Cuba.

Ante una plaza llena, con 85 mil asistentes, cada uno lo hizo a su modo: Maldita Vecindad convocó a un rezo por todos nuestros hermanos que están sufriendo racismo, y en contraste, Molotov cantó Puto, mientras en la pantalla se leía “No a la ley Arizona”.

A pesar de la lluvia, que cayó casi toda la tarde, el zócalo se llenó. Sólo quedó libre de bailadores el espacio ocupado por el campamento del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), con los integrantes en huelga de hambre (el campamento se redujo en tamaño para que cupiera más gente). Por momentos éstos se unían al concierto. Al principio decenas de electricistas con pancartas participaban en el concierto coreando consignas entre pieza y pieza. Luego, cuando la cantidad de gente los rebasó, sobre todo se veían ocupados en mantener el orden y que el tumulto no rebasara las vallas metálicas colocadas alrededor del campamento.

Un grupo de teatreros, que parecía salido de la fiesta del sombrerero loco, pasó al lado de los sindicalistas, y uno de ellos, con un sombrero de copa morado y el delineador chorreado, coreaba por un minimegáfono: Esme-esme.

Mientras, en la parte trasera, algunos jóvenes de rastas, en lo que empezaba el siguiente grupo, bailaban en los charcos, al ritmo del ska que salía de las bocinas.

Roco, vocalista de Maldita Vecindad, exclamó, ante el zócalo lleno: ¡Vivan los trabajadores internacionales! ¡No están solos! Una de las razones por las que la gente migra es por un empleo digno. Y ésta es también la razón por la cual el SME lucha. dijo. A los compas del SME que están en plantón: el trabajo es un derecho de la gente. También se refirió a todos los movimientos sociales que están transformando el país, a los luchadores en lugares como en Chiapas y Oaxaca. No queremos que se siga reprimiendo; que no se derrame una gota de sangre más. Luego cantaron su popular Poco de sangre, que provocó un mojado baile colectivo.

La ley promulgada en Arizona, que todavía no entra en vigor, faculta a las policías locales a aprehender personas que consideren sospechosas de ser indocumentadas. Según el número de detenidos, actualmente es el sector por donde cruzan más indocumentados.

Por su parte, Jaguares lanzó: Condenamos la ley en Arizona. Es una estupidez y muestra el racismo.

Antes, un río de gente seguía empujándose el paso hacia el centro de la plancha, mientras cantaba con Molotov la famosa canción, el rebelde grito de furia, Frijolero: Yo ya estoy hasta la madre de que me pongan sombrero, escucha entonces cuando digo no me llames frijolero, que mezcla inglés con español: “Si tuvieras tú que esquivar las balas, de unos cuantos gringos rancheros, ¿les seguirás diciendo ‘good for nothing wetback’?, si tuvieras tú que empezar de cero”.

Su coautor, Paco Ayala, vocalista y bajista de Molotov, dijo, en entrevista un par de días antes, que es terrible que no sólo siga vigente esta canción, sino que haya empeorado la situación de los migrantes: Vamos para atrás en nuestra relación con Estados Unidos. Los migrantes que están a punto de padecer esta ley contribuyen al desarrollo económico, a que tengan todo lo que tienen (los estadunidenses); realizan lo que el gabacho no hace.

Molotov que, luego de unas ocho invitaciones en anteriores ocasiones que les fueron canceladas, al fin tocó en el zócalo por primera vez.

También en entrevista anterior, Francisco Durán, de la banda chilena Los Bunkers, dijo: esa ley no sólo afecta al pueblo mexicano, sino a todos los latinos; es un momento para mostrar que América Latina está unida.

La jornada musical se inició con el son cubano de Topete y su Trova y Kike y su Aché. Luego tocaron dos bandas finalistas del concurso Rockeando con Prepa Sí, The Witch y Waltz entre el Cielo y la Tierra.

Al cierre, faltaban por tocar Tijuana Sound Machine (Bostich y Fussible), de Colectivo Nortec.

El concierto, llamado Jóvenes Prepa Sí por la dignidad: todos somos Arizona, fue iniciativa de estudiantes beneficiarios del programa de estímulos para bachillerato Prepa Sí del Gobierno del Distrito Federal, y del propio gobierno capitalino.