Opositores a la supervía demandan al GDF respetar los procesos legales

Posted on 12 luglio 2010

0


Es sospechosa la forma en que se otorgó la manifestación de impacto: Sánchez Camacho

En una asamblea, vecinos de Contreras externan su rechazo al aval de la Secretaría de Medio Ambiente para el comienzo de la obra

Denuncian actos de intimidación a varios residentes

Foto

Vecinos de la delegación Magdalena Contreras que integran el Frente Amplio contra la Supervía realizaron ayer una asamblea, en la que se inconformaron con el aval de la Secretaría de Medio Ambiente local para el inicio de la obraFoto Cristina Rodríguez

Josefina Quintero y Raúl Llanos

Periódico La Jornada
Lunes 12 de julio de 2010, p. 31

Un numeroso grupo de vecinos de la delegación Magdalena Contreras manifestó su inconformidad con la autorización de la Secretaría de Medio Ambiente (SMA) de esta capital para que se inicie la construcción de la supervía poniente.

Demandó al gobierno de Marcelo Ebrard respetar los procesos legales y frenar la apropiación de los inmuebles de la colonia La Malinche que fueron expropiados para habilitar esa vialidad de peaje.

Por separado, el vocero de la fracción del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Alejandro Sánchez Camacho, criticó el proyecto de la supervía poniente por considerar sospechosa la forma en que se otorgó la manifestación de impacto ambiental. Asimismo reprobó la intención de cobrar 28 pesos por transitarla, ya que esas acciones no son propias de un gobierno de izquierda. Además se pronunció porque las autoridades locales escuchen no sólo a los vecinos, sino a todo el Distrito Federal en torno a la construcción de esa vialidad.

Sánchez Camacho ofreció ayer una conferencia de prensa en la que se refirió al caso del ex director general de Regulación Ambiental de la SMA, Alejandro Nyssen Ocaranza, quien renunció hace apenas unos días al cargo.

Dijo que llama la atención que un funcionario que estaba encargado de resolver sobre el impacto ambiental de esa obra vial tuviera también vínculos con las empresas asignadas para ese proyecto. Eso por lo menos incomoda y llama a sospecha en cuanto al procedimiento, apuntó.

Consideró que ante la queja vecinal que ha desatado ese proyecto, debería darse la oportunidad de escucharlos, no sólo a ellos, sino a todo el Distrito Federal; eso sería sano.

Agregó que si bien el gobierno capitalino impuso numerosas condiciones a la empresa que ejecutará esa obra, también es cierto que, como se ha venido dando todo ese proceso, francamente deja un mal sabor de boca. Por ello, tenemos reservas hacia la supervía poniente.

Respecto de la asamblea que efectuaron ayer vecinos de Contreras, Cristina Barros –a nombre de los asistentes– lanzó un llamado a la unidad y a respaldar a los propietarios de las tres viviendas que han resistido la expropiación decretada por el GDF, pese a los actos de intimidación y amagos de que han sido objeto.

Los colonos manifestaron que personal de expropiaciones de la Dirección de Patrimonio Inmobiliario se presentó en la colonia La Malinche para hacer notar que con la autorización de (la Secretaría de) Medio Ambiente la batalla fue ganada.

Luis Cano, representante legal del movimiento, recordó que está pendiente la resolución sobre el recurso en el que solicitan la suspensión definitiva del proyecto.

Advertisements