Moctezuma II: tiempo y destino… recorre los últimos años del esplendor mexica

Posted on 1 agosto 2010

0


La exposición en el Templo Mayor muestra el choque entre las culturas indígena y española

 

De las 220 piezas que conforman la muestra 98 son hallazgos del predio de las Ajaracas

Foto

Arriba, el Códice Moctezuma, que muestra la captura del gobernante de Tenochtitlán y la destrucción del Templo MayorFoto María Meléndrez Parada

Carlos Paul

Periódico La Jornada
Domingo 1º de agosto de 2010, p. 4

Más que una exposición biográfica Moctezuma II: tiempo y destino de un gobernante es una notable exposición arqueológica por la singularidad e importancia de cada pieza que la conforman.

Moctezuma II se presenta en el Museo del Templo Mayor, y tiene como principal propósito mostrar un momento histórico crucial de México: el encuentro de las culturas indígena y española.

No se trata, como explican los curadores, de un viaje cronológico o biográfico, como podría pensarse por el título de la muestra; es más bien un recorrido que refleja los años previos a la conquista, los últimos años de gran esplendor del imperio mexica y del último jerarca tenochca, que al final culminaron con la conquista de los españoles.

Como hasta el momento se desconocen muchos aspectos de la vida de Moctezuma II se descartó realizar una exposición biográfica, comentó el arqueólogo y curador Leonardo López Luján, quien trabajó con el también especialista Eduardo Matos Moctezuma y la restauradora María Barajas Rocha.

El visitante podrá acercarse y admirar 220 piezas, entre prehispánicas y coloniales, cuya calidad estética y variedad de materiales reflejan la enorme riqueza cultural del país.

Más extensa que en Londres

La exposición ocupa parte del vestíbulo y del primer piso del recinto museístico. Si bien podría pensarse que no es muy extensa, es, sin embargo, muy selecta, pues a diferencia de la que se presentó en el Museo Británico de Londres, donde fue visitada por más de 210 mil personas, la exposición en México incluye 98 piezas procedentes de las ofrendas encontradas en el predio de las Ajaracas, en torno a la monumental escultura de Tlaltecuhtli, a la cual el visitante podrá apreciar mejor desde el tercer piso del museo, desde donde también se admira mejor la Coyolxauhqui.

La exposición se encuentra dividida en los módulos: ancestros de Moctezuma II, su linaje, su coronación, símbolos de poder, renovación natural, régimen militar y económico, renacimiento del antiguo México y caída de Moctezuma II y su imperio.

Cada pieza, aun cuando en su mayoría son de pequeño y mediano formato, destaca por su importancia arqueológica; es el caso de el Teocalli de la Guerra Sagrada, distintos emblemas o símbolos del poder del tlatoani.

Pieza fundamental es el Penacho de Moctezuma, réplica del original que se encuentra en Viena, Austria.

Entre otras piezas se encuentran también: un disco de oro (tezcacuitlapilli), una lápida donde el tlatoani hace autopenitencia, cuyo fondo son imágenes de corazones, y un par de esculturas de piedra tituladas Cabeza de guerrero águila y Guerrero jaguar.

Destaca la ofrenda 102, que consiste en el atavío de un sacerdote de Tláloc en excelente conservación a pesar de sus más de 500 años.

Mención aparte merecen las seis vitrinas junto al monolito de Tlaltecuhtli, con 98 objetos descubiertos en 16 ofrendas dedicadas a esa deidad. Aquí destacan fósiles de animales y conchas marinas, el esqueleto de un lobo que tiene entre sus fauces un cuchillo de pedernal, ornamentos e insignias de oro, cuchillos sacrificales forrados con piel de mono araña y orejeras de concha, obsidiana y cobre, y sahumadores de cerámica.

Foto

Entre las esculturas destaca la Cabeza de guerrero águila

El recorrido concluye con la sección titulada Caída de Moctezuma II y su imperio, donde se comparan testimonios históricos en torno a la muerte o asesinato del tlatoani azteca.

Aquí, entre otras piezas, el visitante encontrará un retrato de Moctezuma II, un deslumbrante biombo colonial con el tema de la Conquista de México, así como una joya documental, el Códice Moctezuma, que muestra la captura del último gobernante de Tenochtitlán y la destrucción del Templo Mayor.

Resulta de particular interés la escena que domina la parte central del biombo, en la que Moctezuma II sale al balcón para encarar a la multitud enardecida, y es Cuauhtémoc quien blande una onda para arrojar una piedra que le causaría la muerte.

Sin embargo, en el Códice Moctezuma la imagen más sorprendente ilustra la aparición pública de Moctezuma II, con el fin de intentar calmar la ira del pueblo mexica por la matanza llevada a cabo por Pedro de Alvarado en el recinto sagrado de Tenochtitlán.

En esa imagen, su situación de prisionero es evidente, debido a la soga atada a su cuello, la cual es sostenida en el otro extremo por un soldado español.

Versiones históricas

De acuerdo con los curadores, a un lado se encuentra la figura yacente de un hombre indígena con una espada clavada en el pecho; el comentario borroso que la acompaña parece indicar que se trata del mismo Moctezuma II, y de ser así se demostraría que no fue apedreado por sus súbditos, como varias fuentes afirman, sino que fue asesinado por los conquistadores españoles.

Respecto del retrato de Moctezuma II, que también se integra en este apartado, se trata de un lienzo realizado probablemente hacia 1800, y representa a un Moctezuma II de pie, con la mirada baja, la mano izquierda sobre el pecho y la derecha sujetando un cetro, gesto interpretado como de sujeción espiritual y política.

Sin embargo, apuntaron los curadores, una radiografía del lienzo reveló que existe una capa pictórica previa, de estilo similar, posiblemente una corrección realizada por el pintor; en ella, la cabeza del monarca se encuentra erguida, mientras su mano izquierda no se encuentra sobre el pecho, sino sujetando con actitud altiva el estilizado macuáhuitl que cuelga de su cintura.

El biombo colonial, el Códice Moctezuma y el retrato permiten al visitante sacar sus propias conclusiones.

Moctezuma II: tiempo y destino de un gobernante puede visitarse de martes a domingo de 9 a 17 horas, en el Museo del Templo Mayor (Seminario 8, Centro Histórico).

El costo es de 51 pesos. Quedan exentos de pago los menores de 13 años, estudiantes y maestros con credencial vigente, personas con capacidades diferentes y adultos mayores.

Los domingos la entrada es gratuita exepto para los visitantes extranjeros. Más información en www.inah.gob.mx/moctezuma Autoridades del recinto solicitan evitar asistir con bolsas o bultos voluminosos.

Posted in: Precolombiana