Castigan a grupo de federales que protestó por la corrupción de mandos en Juárez

Posted on 10 agosto 2010

0


Para la corporación policiaca, la insubordinación contra los jefes es un delito grave

Se identificó a un grupo de instigadores y se recopilan pruebas para proceder: Marco Tulio López

Gabriel León Zaragoza

Periódico La Jornada
Martes 10 de agosto de 2010, p. 9

La Policía Federal (PF) segregó de la operación en Ciudad Juárez, Chihuahua, a un grupo de agentes a los que identificó como instigadores de las agresiones a los comandantes que fueron separados de sus cargos por cometer presuntos actos indebidos en el desempeño de sus funciones. Tal decisón se tomó tras las protestas realizadas este sábado por elementos que acusaron de diversos actos de corrupción a sus jefes.

Marco Tulio López Escamilla, titular de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Federal, informó que la Secretaría de Seguridad Pública federal ha recibido este año alrededor de 500 denuncias en contra de agentes o mandos policiales de la corporación por presuntos actos de corrupción.

Sobre la situación legal de los comandantes de la PF Salomón Alarcón Romero, Ricardo Duque Chávez, Joel Ortega Montenegro y Antelmo Castañeda Silva, reiteró que se encuentran a disposición del Ministerio Público Federal en la delegación metropolitana de la Procuraduría General de la República. Desconocemos si los van a consignar o a arraigar.

Acompañado de Rafael Avilés, jefe de las fuerzas federales de la PF, explicó en conferencia de prensa que como resultado de las indagatorias de la unidad que preside se ha identificado a un grupo de personas instigadoras de las agresiones a los cuatro mandos destituidos, y se están recopilando los medios de prueba necesarios para proceder contra quien resulte responsable.

Precisó que para Asuntos Internos la insubordinación contra el mando se considera un delito grave, por lo que por el momento “un grupo –de los 248 agentes contra los que se iniciaron investigaciones– han sido segregados de la operación para deslindar las responsabilidades que en su caso lleguen a determinarse”.

En el manual de la PF, aseguró, se precisa que el Consejo Federal de Desarrollo Policial es el que impone las sanciones. Nosotros los consignamos, argumentando que sí se causó una afectación a la disciplina y a la responsabilidad contra el mando.

Respecto a si la secretaría regresó a un centenar de agentes federales adscritos a Ciudad Juárez que forman parte del grupo de denunciantes de sus mandos, indicó que no se trató de un regreso de personal, sino un movimiento logístico que la PF realiza por periodo vacacional y de descanso.

El funcionario rechazó que la protesta y las acusaciones de corrupción y actos indebidos afecten el operativo que mantiene la PF en Juárez, donde están desplegados cinco mil efectivos.

El pasado sábado unos 400 agentes federales asignados en Juárez demandaron la libertad de un compañero, al que sus jefes acusaron de delitos del fuero federal, y para exigir la destitución de sus mandos, a quienes señalaron de estar coludidos con bandas del crimen organizado.

Con sus armas de cargo los uniformados se manifestaron frente al hotel donde se hospedaban cuatro de sus jefes, quienes se atrincheraron en sus habitaciones acompañados de mandos medios.

Annunci