Castro y Castro apremia a Blake a frenar la rebeldía del cardenal

Posted on 20 agosto 2010

0


Factible, multar al prelado por más de un millón de pesos, asevera

 

Enrique Méndez

Periódico La Jornada
Viernes 20 de agosto de 2010, p. 14

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, Juventino Castro y Castro, cuestionó que la Secretaría de Gobernación no haya intervenido para frenar la rebeldía del arzobispo de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, quien –sostuvo– violó la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público al acusar al jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, de maicear a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

En un documento, que tituló Aún más sobre el cardenal desbocado, Castro y Castro, ministro retirado, dijo que más allá de la demanda por la vía civil presentada por Ebrard contra Sandoval, noto que existe un vacío sobre la obligada intervención en el caso del secretario de Gobernación (Francisco Blake Mora), a quien habría que recordarle algunas de las disposiciones de la citada ley.

El arzobispo afirmó que el titular del gobierno capitalino había sobornado a los ministros de la SCJN para que aprobaran la constitucionalidad de los matrimonios entre personas del mismo sexo y les reconocieran el derecho de adopción.

En su escrito, Juventino Castro resaltó que Blake Mora debe recordar que la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, en su artículo 29, define las infracciones a la misma y la fracción X refiere que constituye una violación oponerse a las leyes del país o a sus instituciones en reuniones públicas.

Refirió que el artículo 8 del mismo ordenamiento apunta que las asociaciones religiosas, y por ello los ministros del culto, deben sujetarse a la Constitución y a las leyes que de ella emanen, y respetar a las instituciones del país.

Si la Secretaría de Gobernación decide sancionar a Sandoval Íñiguez, agregó, tendría que apercibirlo o multarlo.

Explicó que la multa por esa violación a la ley puede ser hasta por 20 mil días de salario mínimo vigente en la capital de la República: un millón 149 mil 200 pesos.

Castro y Castro planteó que la intervención de la secretaría también depende de que lo soliciten los ministros de la Corte que fueron injuriados o el propio jefe de Gobierno, por medio de un escrito dirigido a Blake Mora.

Dijo que si bien los ministros tomaron un acuerdo para protestar por las injurias del cardenal, también es necesario que, al igual que Ebrard, reclamen el daño moral que ha causado el cardenal con sus afirmaciones.

Criticó la ira tanto del cardenal como la del vocero del Arzobispado (Hugo Valdemar), quienes injuriaron e invitaron a no votar a favor del actual jefe de Gobierno, que se dice intervendrá como candidato en 2012.

Con ello, ambos cometieron una infracción patente a la ley de cultos, que prohíbe terminantemente la intervención de los ministros de culto religioso en las contiendas electorales.

Annunci