Cae La Barbie; versión de que sería testigo protegido de la DEA

Posted on 31 agosto 2010

0


 

Despierta sospechas que no lo hayan capturado el Ejército o la Armada

Foto

Édgar Valdez Villarreal, en imagen distribuida por la SSP

Gustavo Castillo, Alfredo Méndez y Jesús Aranda

Periódico La Jornada
Martes 31 de agosto de 2010, p. 2

Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, líder de una de las facciones en que se dividió el cártel Beltrán Leyva tras la muerte de Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, en diciembre de 2009, y considerado uno de los narcotraficantes más sanguinarios que operan en México, fue detenido ayer durante un operativo de la Policía Federal. La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal no dio detalles de la operación ni del sitio exacto donde fue aprehendido.

Oficialmente, la SSP federal únicamente informó que la captura ocurrió en el estado de México. Al filo de las 22 horas, el vocero del gabinete de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré, afirmó que habría sido en Lerma, una comunidad del valle de Toluca, a unos 40 kilómetros de la capital mexiquense.

Sin embargo, fuentes policiales indicaron que la detención ocurrió en el poblado de Santa Fe, comunidad cercana a Taxco, Guerrero, y con comunicación hacia Ixtapan de la Sal, en el estado de México.

Édgar Valdez Villarreal ha sido el único de los narcotraficantes importantes que han sobrevivido a un operativo de captura del gobierno mexicano contra líderes de organizaciones dedicadas al tráfico de drogas. El 15 de diciembre de 2009 fue abatido a tiros Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, en Cuernavaca, Morelos. El 29 de julio en la ciudad de Guadalajara, en un operativo realizado por efectivos del Ejército Mexicano, resultó muerto Ignacio Coronel Villarreal.

Tras la captura de Édgar Valdez Villarreal surgieron versiones de lo sucedido: que la operación policial fue realizada por mil agentes federales y la detención se logró luego de una balacera de más de una hora. Asimismo, que La Barbie se entregó y formará parte del programa de testigos protegidos en Estados Unidos, ya que es originario de Texas y existe un proceso penal en su contra en la ciudad de Atlanta, Georgia.

La información oficial que difundió la SSP federal señala: “elementos de la Policía Federal arrestaron este lunes en el estado de México al narcotraficante Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, quien fue el jefe de sicarios y principal hombre de confianza del extinto Arturo Beltrán Leyva, El Barbas.

“La Secretaría de Seguridad Pública federal informa que elementos de la Policía Federal capturaron este lunes a Édgar Valdez Villarreal en el estado de México. Tras un trabajo de inteligencia que inició en junio de 2009 y se desarrolló en diversos puntos del país, Valdez Villarreal fue detenido.

La operación contra la estructura criminal continúa, informó anoche la dependencia en un escueto comunicado.

A pesar del cerco informativo, fuentes de la Policía Federal revelaron que el operativo –en el que no participaron efectivos del Ejército Mexicano ni de la Marina– comenzó al filo de las 16 horas.

Una de las primicias de la detención la dio el presidente Felipe Calderón a través de Twitter.

En medio del hermetismo de la SSP federal, en fuentes gubernamentales cercanas al gabinete de Seguridad Nacional circuló la versión de que La Barbie había entablado desde hace por lo menos ocho meses negociaciones con la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) y que se había convertido en informante de las autoridades de ese país.

Desde hace algunas semanas las fuerzas armadas mantuvieron en Morelos, Guerrero, estado de México y Distrito Federal diversos operativos en los que se detectaron casas de seguridad, integrantes de los grupos de sicarios y operadores de Valdez Villarreal.

La Barbie se convirtió en una prioridad para la Secretaría de Marina tras la muerte de Arturo Beltrán Leyva. Incluso, altos mandos de la Armada estaban convencidos de que esa dependencia lograría la captura.

Sin embargo, hace unas semanas se realizó un operativo en la zona de Naucalpan, donde la Policía Federal realizó un aparatoso despliegue, sin obtener resultados. Después trascendió que la Armada había ubicado a La Barbie en la misma zona y que los agentes se adelantaron por unas horas.

La acción de la Policía Federal generó molestia en el alto mando naval, porque les quedó la idea de que lo único que lograron los federales fue alertar y abrir el cerco que estaban por cerrar los marinos.

En razón lo anterior, para algunos mandos navales resultó sospechoso que haya sido la Policía Federal y no la Armada ni el Ejército quien capturó a La Barbie, debido a que, al parecer, ya se había convertido en testigo protegido de la DEA.

Advertisements