Joe Arpaio, al banquillo

Posted on 3 settembre 2010

0


 

El gobierno de Barack Obama presentó ayer una querella contra el jefe policial del condado Maricopa, Arizona, por su rechazo a entregar documentos oficiales e impedir el acceso a sus oficinas para investigar posibles violaciones a los derechos civiles de latinos. En entrevista, el oficial dijo: no me voy a dejar intimidar, aunque me lleven ante tribunales. Ayer, en Phoenix, hubo protestas contra sus acciones Foto Ap

Joe Arpaio responde que no será intimidado por tribunales federales: prensa local

Gobierno de Obama interpone demanda contra sheriff antimigrante de Arizona

Investigarán si se han violado los derechos civiles de comunidades latinas en la entidad

Foto

El alguacil del condado Maricopa, Arizona, Joe Arpaio, fue demandado por el gobierno federal por negarse durante más de un año a entregar los expedientes de una investigación sobre denuncias de discriminación contra migrantes hispanos. En la imagen, ayer en una conferencia de prensa de Ban Amnesty Now.com celebrada en Phoenix, el comisario lee un reporte de por medio del cual se enteró de la querella interpuesta en su contraFoto Ap

David Brooks

Corresponsal

Periódico La Jornada
Viernes 3 de septiembre de 2010, p. 23

Nueva York, 2 de septiembre. El gobierno de Barack Obama presentó hoy una demanda legal contra el sheriff antimigrante más notorio del país, al investigar si sus tácticas han violado los derechos civiles de comunidades latinas en Arizona.

El Departamento de Justicia anunció este jueves que sometió la demanda contra el sheriff Joe Arpaio, del condado Maricopa, Arizona, porque ha rehusado entregar documentos oficiales o permitir el acceso a sus oficinas e instalaciones penales en el curso de la investigación federal sobre si sus agresivas acciones han violado los derechos civiles de hispanos. La dependencia señaló que esta es la primera vez en 30 años que una agencia policiaca no coopera en una investigación sobre derechos civiles en el país.

“Las acciones de la oficina del sheriff no tienen precedente. Es desafortunado que el departamento haya sido obligado a recurrir al litigio para acceder a documentos e instalaciones públicos”, afirmó Thomas Perez, procurador general asistente encargado de la división sobre derechos civiles del Departamento de Justicia, en un comunicado.

La investigación federal se centra en “alegaciones de discriminación en las prácticas y operaciones carcelarias de la oficina del sheriff del condado Maricopa”.

Arpaio, quien siempre ha negado cualquier discriminación contra latinos e inmigrantes en sus operaciones e insiste en que sólo cumple con su deber de hacer cumplir la ley, respondió con sorpresa al anuncio de la demanda. Indicó que pensaba que su oficina y el Departamento de Justicia estaban cerca de un arreglo después de negociaciones en las últimas semana. Pero declaró: no voy a ser intimidado por el gobierno federal al llevarnos ante los tribunales, reportó USA Today desde Phoenix.

La demanda se anuncia dos meses después de que el gobierno federal recurrió a los tribunales para detener la aplicación de la controvertida ley antimigrante de Arizona. Arpaio ha sido un feroz promotor de esa ley, y ha llegado a ser una figura casi heroica a nivel nacional entre las fuerzas antimigrantes. Pero la demanda anunciada hoy no está vinculada a la otra disputa sobre la ley estatal.

Arpaio ha sido foco de atención nacional durante años por sus agresivas redadas en comunidades latinas, y tácticas diseñadas para humillar a sus reos, entre ellas obligarlos a desfilar encadenados por el centro de algunos pueblos en uniformes de color rosa y rayados. Cuando el gobierno federal le retiró la autorización para que sus agentes actuaran para hacer cumplir leyes de migración, Arpaio afirmó que continuaría haciendo lo mismo bajo leyes estatales. Ante la investigación de posibles violaciones de derechos civiles, Arpaio simplemente afirmó que no hay ninguna acusación formal, y a la vez anunció que no tenía la intención de cooperar con los investigadores federales y no ha permitido que ingresen a sus oficinas, informó hoy el diario Los Angeles Times.

Arpaio también enfrenta demandas de varias organizaciones de defensa de derechos civiles, y tampoco ha cooperado con esas indagatorias, mientras que por otro lado un juez federal encontró que la oficina del sheriff había destruido documentos sobre sus famosas redadas.

Críticos del sheriff elogiaron la decisión del Departamento de Justicia. Angela Kelley, encargada de asuntos migratorios del Center for American Progress en Washington declaró hoy que el “sheriff, quien justifica sus redadas abusivas de migrantes con el argumento de que sólo cumple la ley, ahora él ha rehusado respetar la ley. Por mucho tiempo las acciones de Arpaio, que buscan atraer la atención de los medios, han procedido sin límite mientras ha violado los derechos civiles y ha aterrorizado tanto a residentes nacidos en el extranjero como a los de aquí”.

Posted in: Amerikkka