Corte atenta contra sociedad: Iglesia

Posted on 5 settembre 2010

0


 

El purpurado aseguró que la SCJN fue responsable de daño moral a la sociedad; la primera fue cuando resolvió el caso de la Guardería ABC y la segunda fue al conceder a parejas homosexuales la posibilidad de adoptar niños

Avalan adopciones para parejas gay
Con nueve votos a favor de los 11 ministros, la Suprema Corte de Justicia de la Nación avaló que las familias homoparentales adopten niños y la reforma impugnada por el presidente Calderón para impedirlo fue desechada

Notas Relacionadas

Sitios Relacionados
Multimedia

Domingo 05 de septiembre de 2010 Ulises Zamarroni/ Corresponsal | El Universal
9 comentarios

GUADALAJARA, Jal.— Al conceder a parejas homosexuales que adopten niños, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) atentó por segunda ocasión contra la sociedad; la primera fue cuando resolvió el caso de la Guardería ABC, afirmó el cardenal de Guadalajara, Juan Sandoval Iñiguez.

En el editorial de El Semanario, periódico de la arquidiócesis de Guadalajara, el purpurado aseguró que la SCJN fue responsable de daño moral en ambos casos.

“Como hicieron legal una situación que va en contra de la naturaleza, se dañó a la familia, a la sociedad y, en particular, a los niños potencialmente adoptables.

“Parece que a la SCJN no le interesa la protección de los niños ni de sus familias, pues otro caso evidente, aparte del que nos ocupa, fue la errada determinación en el asunto de la guardería ABC, en Sonora”, aseguró.

El 15 de junio, la Corte determinó, por mayoría de votos, no señalar culpables por el incendio de la guardería ABC.

Para el purpurado, los ministros de la Suprema Corte trabajan por “conveniencia”.

Luego de asegurar que continuará la defensa de la familia y del matrimonio hombre-mujer con argumentos morales y científicos, Sandoval Iñiguez reconoció: “No hay mayor fuerza jurídica que la de la SCJN, pero esta fuerza jurídica está cargada de un acervo antinatural, que porta la mayoría de sus integrantes”.

Y presagió: “Si lo que defiende la Corte es un derecho de los adultos, entonces, con el tiempo, los adultos podrán alegar tener derecho de establecer cualquier relación con quien sea, persona o animal. (Y conste que no estamos equiparando las relaciones homosexuales con las relaciones entre animales, porque no falta quien lo quiera interpretar así)”.

Antes de concluir el texto de su editorial, Sandoval, criticó: “Por otra parte, en nombre de la indigencia infantil se aprobó la adopción, y para que nos quedáramos callados, se alega que la Iglesia ha cometido peores atrocidades (y esto, ¿qué tiene qué ver aquí?), intentando polarizar la situación, apelando al multicitado ‘Estado laico’ como una oportunidad de que políticos y gobernantes lo usen como instrumento de presión que les concede la ocasión de acallar las voces y las conciencias de un pueblo creyente”.

Posted in: Vatikano