Abogado de Alejandro Hernández denuncia serie de chantajes. Montaje de la SSP, el rescate de ex camarógrafo de Durango, acusan

Posted on 17 settembre 2010

0


 

Foto

Genaro García Luna, al presentar al periodista Alejandro Hernández Pacheco, el 31 de julio pasado. Este acto fue manipulado por el funcionario federal, sostuvo el defensor Carlos Spector-CalderónFoto Víctor Camacho

Alfredo Méndez

Periódico La Jornada
Viernes 17 de septiembre de 2010, p. 18

El rescate y la presentación de dos periodistas plagiados en Durango, luego de cubrir un motín y una protesta en un penal de Gómez Palacio, el 26 de julio pasado, es un montaje de la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP) y producto de una serie de chantajes para llevarlos ante los medios de comunicación, sostuvo el abogado Carlos Spector-Calderón, representante legal de Alejandro Hernández Pacheco, ex camarógrafo de Televisa Torreón, quien pidió asilo político en Estados Unidos luego de haber sido secuestrado por el crimen organizado.

En entrevista en relación con las razones por las cuales Hernández Pacheco solicitó la protección del vecino país, el litigante explicó que su defendido teme por su vida, pues en la conferencia de prensa que ofreció junto a su compañero liberado, ante el titular de la SSP federal, Genaro García Luna, y del comisionado de la Policía Federal, Facundo Rosas, los funcionarios los expusieron demasiado.

Ésta es la tercera acusación en contra de García Luna por realizar montajes en la aprehensión de presuntos delincuentes.

La primera vez, cuando fue capturada la francesa Florence Cassez por agentes federales. La detención fue presentada en televisión como si ocurriera en vivo, y después se comprobó que la ciudadana extranjera, acusada de secuestro, ya había sido detenida.

La segunda ocasión ocurrió con la captura de Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, quien según la versión de la dependencia que encabeza García Luna fue aprehendido luego de un trabajo de inteligencia de varios meses, en un operativo en el que no se disparó un solo tiro.

Luego se hizo público el reporte de los policías federales que capturaron a quien se afirma era uno de los principales operadores del fallecido Arturo Beltrán Leyva, El jefe de jefes. La aprehensión se debió a que el convoy en el que viajaba Valdez Villarreal fue detenido por agentes federales en la autopista México-Toluca por exceso de velocidad, y su remisión al Ministerio Público federal se dio cuando los policías se dieron cuenta de que los infractores llevaban armas en los vehículos.

Es decir, que la captura no había sido como lo aseguró el funcionario federal.

Por su parte, el ex camarógrafo de Televisa dijo en conferencia de prensa el pasado martes que lograron escapar de sus captores la tarde del 31 de julio sin haber recibido ayuda policial; que en un hecho fortuito se encontraron con los agentes federales y la dependencia aprovechó las circunstancias para manipular la información.

Según el relato de Hernández, los secuestradores oyen el ruido que produce un helicóptero, por lo que huyen y (los dos camarógrafos) logran escapar.

El abogado sostuvo que fueron los camarográfos quienes hallaron a la policía. Los muchachos encontraron (a los agentes) cuando habían logrado salir, insistió Spector-Calderón.

Durante cinco días los jóvenes fueron torturados y no se les dio de comer, y ni siquiera tras su liberación hubo contacto con la familia, aseveró el litigante, y añadió que cuando salió Alejandro estaba completamente golpeado. Le dieron “un curita, pero no hubo atención médica para ninguno, ni siquiera les permitieron asearse para llevárselos, y les dijeron que los llevarían a hablar con el presidente Felipe Calderón.

Y ya en un hangar de la ciudad de México los trasladaron hacia otro punto, donde estaban García Luna y Facundo Rosas y un total de 32 cámaras, cada una de las cuales fue contada por el también profesional de la cámara Alejandro Hernández Pacheco. Fue un chantaje. Ellos se sintieron usados, sin que hubiera un consentimiento y sin saber a qué iban.

Funcionarios de la SSP que pidieron el anonimato se dijeron sorprendidos por las declaraciones que Hernández Pacheco dio el martes en Estados Unidos.

Las fuentes consultadas indicaron que durante una conferencia de prensa, efectuada a finales de julio pasado en las instalaciones de la Policía Federal, donde estuvo presente García Luna, los camarógrafos tuvieron la oportunidad de contar ante la prensa mexicana su versión de los hechos.

Sólo es la declaración de uno de los tres comunicadores rescatados. Es cuestionable que hasta ahora salga a retractarse (Alejandro Hernández) sobre los hechos de su secuestro; quizá lo hizo por recomendación de su abogado para que proceda su solicitud de asilo político, apuntaron.