Participaron en el macrosimulacro de sismo más de 6 millones de personas: GDF

Posted on 21 settembre 2010

0


 

Poco más de 60 segundos llevó evacuar inmuebles en la capital

En el Metro el ejercicio tomó desprevenidos a algunos

En las delegaciones se simularon explosiones, incendios, rescates de gente atrapada y problemas viales, entre otras emergencias

Foto

Los equipos de emergencia del gobierno de la ciudad de México participaron ayer en el macrosimulacro 2010 de reacción inmediata bajo la hipótesis de un sismo de 8.1 grados RichterFoto Cristina Rodríguez

Foto

Avenida Juárez y Paseo de la ReformaFoto Cristina Rodríguez

Bertha Teresa Ramírez, Laura Gómez, Josefina Quintero, Alma E. Muñoz y Ciro Pérez

Periódico La Jornada
Martes 21 de septiembre de 2010, p. 34

Más de 6 millones de ciudadanos participaron en el macrosimulacro organizado por el Gobierno del Distrito Federal como medida de prevención ante un eventual sismo de 8.1 grados en la escala de Richter, que habría generado numerosos daños en la ciudad de México.

Las acciones fueron supervisadas por el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, desde el Centro Coordinador de Operaciones (CCO) instalado en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento. Ahí señaló que uno de los objetivos estratégicos del ensayo es proteger la vida de los ciudadanos.

Para alcanzar ese objetivo, dijo, es necesaria una preparación efectiva de todos para evacuar edificios o ponerse a resguardo en zonas de seguridad, con énfasis en la población escolar, hospitalaria y en instalaciones con mayor concentración de personas, como el Sistema de Transporte Colectivo Metro, que al comenzar el simulacro –las 11 horas– trasladaba a un millón y medio de pasajeros.

En casos de emergencia, informó, se tiene prevista la habilitación de seis grupos especializados en diversas áreas y la activación de mil 500 brigadas para ir a los sitios donde se requiriese su presencia, señaló el mandatario durante el primer reporte del macrosimulacro.

En punto de las 11 horas, personal de seguridad interna y policías auxiliares empezaron a evacuar a los cientos de pasajeros de trenes, andenes y correspondencias del Metro.

El miedo se apoderó de algunas personas que desconocían la realización del macrosimulacro.

Los encargados de la seguridad informaron qué hacer y cuáles salidas tomar para evitar empujones, caídas y lesionados. Tras varios minutos se logró evacuar a la gente sin ningún incidente.

Pese a los contratiempos, los pasajeros manifestaron su disposición a seguir las medidas preventivas. Ojalá se realizaran dos o tres veces al año para estar preparados y evitar desgracias como las ocurridas hace 25 años, comentaron Lucía y Teresa, estudiantes de Odontología, quienes han vivido, por medio de fotos e historias de sus padres y abuelos, lo que sucedió aquel 19 de septiembre de 1985.

Sin embargo, cuentahabientes de bancos se negaron a participar en el simulacro.

En las 16 delegaciones políticas se simularon, además de un sismo de 8.1 grados Richter, explosiones, incendios, rescates de gente atrapada y problemas viales, entre otras situaciones de emergencia.

Edificios de gobierno, coordinaciones territoriales e inmuebles aledaños fueron evacuados, de la misma forma que empresas públicas y privadas desalojaron sus oficinas. En calles y avenidas se veía a las personas salir de los inmuebles, algunas a toda prisa y otra con calma.

El promedio de tiempo invertido para la evacuación en caso de un temblor de esa magnitud rebasó los 60 segundos en la mayoría de las oficinas de las sedes de las delegaciones.

En Benito Juárez se llevó un minuto con 49 segundos la evacuación de 2 mil 100 personas. El reporte fue de 150 establecimientos mercantiles que participaron.

En el centro comercial Parque Delta se simuló una explosión y la plaza fue desalojada por completo; incluso hubo presencia de cuerpos de emergencia y seguridad.

En el ámbito federal

También en dependencias federales se realizaron simulacros de sismo. Fue un macrosimulacro que se realizó en 5 mil 248 escuelas públicas y 4 mil privadas localizadas en la capital del país y en distintos edificios federales, con la participación de al menos 17 mil empleados públicos.

La Secretaría de Educación Pública informó de la participación de los planteles escolares en el macrosimulacro organizado por el Gobierno del Distrito Federal. Se incluyó a planteles de diferentes niveles, desde centros de Desarrollo Infantil, hasta secundarias.

La Secretaría de Gobernación informó que unos 7 mil empleados participaron en el ejercicio.

A las 11 de la mañana se activó la alarma que permitió la evacuación de edificios. Brigadistas de la coordinación de unidades internas de Protección Civil guiaron a los trabajadores de las distintas áreas de la dependencia hacia calles aledañas, donde se mantuvieron alrededor 10 minutos, mientras se realizó un informe sobre el estado del conjunto Bucareli y los 28 inmuebles con que cuenta la secretaría en el área metropolitana. La evacuación del personal duró entre tres y cinco minutos.

En el Instituto Federal Electoral se realizó un simulacro general en todas sus instalaciones en el país, con el fin de poner en práctica su programa de protección civil. Participaron más de 10 mil personas.

La alarma sísmica sonó en las oficinas centrales del IFE a las 11 horas, con lo que se procedió al desalojo de 650 personas, quienes se ubicaron en la explanada en un lapso de 50 segundos; posteriormente se efectuaron simulacros de incendios y primeros auxilios.