Grabación policial confirma que la intención de los golpistas era asesinar a Rafael Correa

Posted on 6 ottobre 2010

0


El presidente de Ecuador prorroga hasta el próximo viernes el estado de excepción

Por falta de garantías suspende la Asamblea Nacional debate de polémica ley de finanzas públicas

Foto

Soldados patrullan en vehículos blindados las calles del centro de Quito, tras extenderse hasta el próximo viernes la emergencia antigolpistaFoto Ap

Afp, Dpa y Reuters

Periódico La Jornada
Miércoles 6 de octubre de 2010, p. 23

Quito, 5 de octubre. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, prorrogó hasta el viernes 8 el estado de excepción declarado tras la intentona golpista del jueves anterior, en tanto que se divulgó una grabación de la radio de la policía en que se escuchan voces de supuestos agentes que instigaban a matar al mandatario durante el levantamiento.

¡Que lo maten a Correa para que se acabe esto, que lo maten a Correa y se acaba!, y ¡mátenle, maten al presidente!, son algunas de las frases registradas en media hora de las comunicaciones de la central de radio de la policía, cuyos elementos retuvieron al gobernante durante más de 12 horas en un hospital de la institución.

En otros extractos se escuchan insultos contra el presidente y exigencias de que no se le deje salir hasta que firme la aceptación de las peticiones de la policía y que de lo contrario debería salir muerto.

Ese señor tiene que darnos la atribución completa, tiene que asegurarnos nuestra amnistía completa, tiene que asegurarnos nuestra supervivencia, se añade.

En la cinta también escuchan voces que coordinaban a los sublevados para enfrentar a las unidades del ejército ecuatoriano, mientras otras llamaban al orden y a dejar salir al mandatario.

En momentos en que las autoridades investigan estas grabaciones y otros informes sobre los sublevados, el nuevo decreto que extiende el estado de excepción ratifica la movilización de las fuerzas armadas para garantizar la seguridad de Ecuador y sus autoridades. Por tanto, la policía continúa subordinada a los militares y relevada de la seguridad.

El Congreso suspendió este martes el reinicio de sus labores, detenidas desde que el grupo de policías se insubordinó y sumió al país en el caos por unas horas, llegando a poner en peligro la vida del mandatario socialista.

Helicópteros sobrevolaban la capital y militares fuertemente armados en vehículos blindados se desplegaban para custodiar el palacio legislativo mientras dura la emergencia y se investiga a los policías, entre quienes se asegura que hubo agentes infiltrados.

Debido a la falta de garantías para la realización de la sesión 62 del Pleno de la Asamblea Nacional convocada para las 09:30 (misma hora que en México), nos permitimos informar que se suspende dicha convocatoria, dijo la vicepresidenta del legislativo, Irina Cabezas, en un comunicado.

Estaba previsto que la Asamblea iniciara el debate de una polémica ley de finanzas públicas, que el gobierno de Correa defiende como imprescindible para apuntalar la recuperación económica del socio más pequeño de la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

Correa declaró a medios colombianos que lo que se intentó el jueves fue retenerlo para asesinarlo e indicó que las balas en los autos dan cuenta de que también se buscaba matar a los ministros, y que de esto tristemente resultaron cinco muertos. Insistió en que se trató de un complot para poner a las fuerzas armadas en su contra y desestabilizar al gobierno.

Mientras, la popularidad de Correa subió cinco puntos, a 58 por ciento, tras la peor crisis desde que asumió el poder en 2007, pese a que sólo la mitad de los ecuatorianos respaldan la versión del mandatario de que se trató de un fallido golpe de Estado, según sondeo de Cedatos-Gallup.

Esta noche fue detenido por agentes de la Policía Judicial, por orden del juzgado de garantías penales de Quito, el ex militar Fidel Araujo, colaborador cercano del ex presidente Lucio Gutiérrez, en el contexto de la investigación por la insubordinación policial.

Ecuador cree firmemente que el gobierno del presidente estadunidese Barack Obama no estuvo detrás del intento de un golpe de Estado, pero no le extrañaría que sí hubieran participado grupos de poder del país del norte no controlados, a los que habrá que investigar, declaró el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño.

Eso sí no me extrañaría, añadió el diplomático, afirmando que conoce bien lo que han hecho esos grupos de poder en América Latina y en el mundo durante toda su historia en cuanto a golpes de Estado, invasiones, asesinatos, que están en los archivos del gobierno estadunidense.

El jefe de la diplomacia ecuatoriana llamó la atención sobre el caso del aeropuerto, que fue tomado inicialmente por miembros de la fuerza aérea ecuatoriana y luego por policías antidrogas.

En la segunda ocasión se cerró por la unidad antinarcóticos de Ecuador, y por casualidad esa unidad antinarcóticos ha sido formada por oficiales estadunidenses por muchos años y ha tenido mucha relación con ellos, citó.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y el de Bolivia, Evo Morales, aliados de su par ecuatoriano, denunciaron el fin de semana que Washington estuvo detrás de la sublevación que dejó 10 muertos y 274 heridos, lo que fue rechazado por la Casa Blanca.

Posted in: Los de abajo