En vez de pedir perdón a los mexicanos, Calderón opta por la mentira, revira AMLO

Posted on 7 ottobre 2010

0


 

Es responsable del desastre de la nación y ofende a quienes no se dejaron engañar

No le diría que es un peligro, pese a la muerte de 30 mil gentes por su ineptitud

Foto

Andrés Manuel López Obrador firma ejemplares de su obra La mafia que se adueñó de Mexico… y el 2012, en la Feria Alternativa del Libro, en la Alameda CentralFoto Carlos Ramos Mamahua

Víctor Ballinas

Periódico La Jornada
Jueves 7 de octubre de 2010, p. 2

Andrés Manuel López Obrador respondió ayer a Felipe Calderón: “Es lamentable que quien fue impuesto por la funesta camarilla culpable de la tragedia nacional, en vez de pedir perdón a los mexicanos por el desastre actual siga optando por la mentira, la confrontación y la ofensa a millones de mexicanos que no se dejaron engañar, a los que llama ‘fanáticos’ porque, en uso de sus derechos y libertades, siguen expresando su decisión de transformar a México por la vía pacífica”.

Durante la presentación de su libro La mafia que se adueñó de México… y el 2012, afirmó que dará respuesta a las afirmaciones que hizo Calderón el martes pasado, cuando insistió en que López Obrador sí es un peligro para México.

Acerca de esa frase, acuñada por los publicistas Dick Morris, de Estados Unidos, y Antonio Solá, de España, de que yo era un peligro para México, dijo que esa expresión “fue eficaz para manipular e infundir miedo en algunos sectores, porque la mafia del poder controla a la mayoría de los medios de comunicación –sobre todo a la televisión y, en particular, a Televisa– que se encargan de repetir mentiras para tratar de convertirlas en verdad, como se hacía en la época de Adolfo Hitler”.

El ex candidato presidencial del PRD en 2006 precisó que en una sociedad democrática, con medios de comunicación no sometidos a grupos de intereses creados, dicha frase no tendría ninguna relevancia. Tan es así que luego del fraude electoral de 2006 en Estados Unidos el mismo publicista Morris, asesor de John McCain, candidato a la presidencia por el Partido Republicano, aplicó las mismas palabras y dijo que (Barack) Obama era un peligro para Estados Unidos, y como allá existe más pluralidad en el manejo de medios de comunicación, no tuvo ningún efecto.

En la Alameda Central, donde se realiza la Feria Alternativa del Libro, López Obrador puntualizó que “esa frase –AMLO sí es un peligro para México– no refleja la realidad del país y es burda y ofensiva, al grado de que ni siquiera me atrevería a usarla contra Calderón, como nunca lo he hecho, repitiendo que ‘Calderón es un peligro para México’, a pesar de que han perdido la vida cerca de 30 mil mexicanos por su irresponsabilidad e ineptitud”.

Ante cientos de personas que acudieron a la presentación de su libro, López Obrador aseveró que, “con absoluta seriedad y bajo protesta de seguir actuando con honestidad y congruencia, sostengo que si no nos hubiesen robado la Presidencia de la República en 2006 no sería Brasil el ejemplo de desarrollo y buen gobierno, sino nuestro querido México.

Si se hubiese respetado el voto ciudadano, en nuestro país habría crecimiento económico, empleo, bienestar, tranquilidad y seguridad pública.

Agregó que, como desgraciadamente se impuso a la mala el grupo de potentados que no piensa en el país ni le importa el destino del pueblo, se continuó con la corrupción, con la política de pillaje, y hoy estamos padeciendo las consecuencias y atravesando por una de las peores crisis de nuestra historia.

El ex jefe de Gobierno del Distrito Federal aseguró: “Vamos a seguir con la lucha hasta lograr un verdadero cambio. Para eso contamos con el apoyo de millones de mexicanos.

Mantengo una inquebrantable fe en la causa que defendemos y estoy convencido de que el cambio vendrá y no lo van a impedir ni la mafia del poder ni Salinas, ni Televisa ni Peña Nieto, ni el PRI ni el PAN ni sus voceros, ni los sembradores de veneno ni sus políticos paleros.

Concluyó: Más temprano que tarde habrá un despertar ciudadano y el pueblo tomará conciencia de que es más fuerte y más poderoso que sus opresores. Esos son mis principios y mi convicción.